23 noviembre 2013 Opinión, Psicología

Acaba el trimestre y el niño aún llora al ir al cole
Durante el verano antes de comenzar el colegio por primera vez hablamos con el niño, como ya hicimos con su hermana hace años, sobre lo divertida que va a ser esa nueva etapa. Le contamos que hará amiguitos, que lo pasará muy bien, hablamos de las profes, los colores, la plastilina, el patio…También recalcamos lo mayor que es y que por eso ya puede ir al colegio, etc. Con la niña funcionó. Yo estaba preparada para una escena de mimos y no tuvo nada que ver, según vió la puerta entró por ella sin mirar atrás. No hubo ni beso de despedida.

Sin embargo el peque llora cada mañana, estamos a finales de noviembre y aún entra con los lagrimones en los mofletes cada día. Me cuentan en el cole, y me consta que así es, que se le pasa en cuanto me pierde de vista, que enseguida está bien y disfruta mucho del colegio. Se divierte, come muy bien y sale feliz cada día. En casa nos cuenta lo bien que lo pasa, así que no hay motivo para pensar en nada que no sea que le cuesta separarse de nosotros.

Sabemos que no pasa nada, que esta etapa terminará, dicen otras madres que normalmente cambian después de Navidad. Pero es un trago muy amargo que hay que pasar cada mañana. Aunque no cedo y por supuesto no lo verbalizo, yo como mi niño, me alegro de que llegue el fin de semana. Se que son dos días en los que no tendremos que pasar por esos diez minutos de angustia. Se levantará me preguntará que día es hoy y brotará en su cara una indescriptible sonrisa de felicidad cuando sepa que es sábado.

Mientras se acostumbra a ir al cole y supera la inseguridad de la entrada, seguiremos tratando de motivarle con palabras positivas y pequeños premios, trabajando codo a codo con las profesoras. Por mi parte seguiré haciendo un esfuerzo para que mi razón controle a mi corazón y que este entienda que no pasa nada, que esto como tantas otras cosas, pasará. ¡Pero no sabéis las ganas que tengo de que pase!

Foto | Flickr-MKGillman

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *