8 julio 2017 Alimentación

La importancia de tener una dieta sana y completa

El día de hoy te contaremos por qué los ácidos grasos son tan importantes para que tu niño tenga una óptima alimentación. Tengamos en cuenta que estos ácidos grasos son muy importantes para tener una buena salud y para el mejor desarrollo de los pequeños, afortunadamente existen distintas formas naturales para obtenerlos.

En primer lugar debemos señalar que los ácidos grasos esenciales son grasas que el cuerpo no podrá fabricar por sus propios medios, por esa razón es necesario que se obtengan mediante una dieta correcta. Gracias a ellos se pueden formar las células del organismo, además de regular el sistema nervioso, fortalecer el sistema cardiovascular y absorber de manera adecuada los nutrientes. Son fundamentales tanto para la visión como para el cerebro.

Podemos decir que existen dos grandes grupos de ácidos grasos esenciales: omega 3 (ácidos alfa linolénicos) y omega 6 (ácidos linolénicos). Los dos son grasas poliinsaturadas que permiten una reducción en el colesterol y mantener en perfecto estado de salud al corazón.

Gracias a ellos se pueden formar las células del organismo, además de regular el sistema nervioso.

Es normal ver que las personas consumen más ácidos provenientes de los omega 6, sería importante también hacerlo en la misma medida con los provenientes de omega 3.

Dentro del omega 3 se encuentran el alfa linolénico (ALA), el ácido docosehexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA). Los ALA tienen sus orígenes en alimentos como nueces, linaza, coles y aceite de soja (todos de origen vegetal). Los ácidos grasos EPA y DHA se encuentran en alimentos marinos, entre los que se destacan las sardinas, salmón, caballa y en el arenque. Tener un buen consumo de omega 3 es necesario para la salud.

No será necesario que los niños consuman una gran cantidad de ácidos grasos todos los días, sino que lo hagan de manera continua. Los ácidos grasos omega 3 se podrán obtener de las semillas de lino, del aceite de linaza, nueces, mantequilla de cacahuete, aceite de nueces, aceite de germen de trigo, aceite de soja, huevo fortificado, salmón, col rizada, frijoles de soja (cocidos o secos).

Recuerda que antes de incorporar nuevos alimentos a la dieta de un niño es necesario consultarlo siempre con el médico, especialmente si hablamos de alimentos como cacahuetes, ya que muchos niños son alérgicos a ellos.

En la mayoría de las dietas se obtiene una buena cantidad de pacidos grasos omega 6, seguramente los pequeños los obtendrán de alimentos procesados que cuentan con aceite de maíz, soja, girasol y cártamo.

Vía | Babycenter español
Foto | Pixabay – Pompi

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *