24 febrero 2017 Alimentación, Salud

adiccion a la comida

Uno de los problemas más graves al que se enfrenta nuestra sociedad, en el caso de la salud, es al de la obesidad. Si hace unos años sólo era un problema asociado con la población adulta, en los últimos tiempos los niños han tomado tanta, o casi más, relevancia. El sobrepeso en los niños se ha convertido en uno de los principales motivos para que las autoridades sanitarias tomen cartas en el asunto y empiecen a aplicar medidas que aseguren un futuro mucho más sano para nuestros pequeños.

Entre los motivos que han desencadenado esta proliferación de obesidad infantil, nos encontramos con los malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicio y, también en algunos casos, la herencia genética de los padres. Y precisamente dentro de esos malos hábitos a la hora de comer, nos encontramos con un desorden psíquico que, hasta el momento, sólo se reconocía en los adultos, y es la adicción a la comida. Al parecer resulta mucho más habitual de lo que podemos creer.

El YFAS, un medidor de adicción a la comida, ahora también para niños

Recientemente se han conocido los resultados de un estudio realizado por investigadores turcos en el que se ha valorado la forma en el que los niños se relacionan con la comida. Para ello han utilizado una herramienta que, hasta el momento, sólo era aplicable para los adultos y que, ahora también, se ha adaptado para los niños.

El YFAS (Yale Food Adiction Scale) es un test, creado en Estados Unidos, con unas sencillas preguntas, que puede comprobar si esa relación con la comida es adictiva o sencillamente normal. Se considera adicción cuando los niños se sienten nerviosos, ansiosos o depresivos a la hora de comer, volcados en exceso a ciertos alimentos o con una obsesión compulsiva por llevarse, continuamente, algo al estómago.

niña comiendo chocolate

La comida más adictiva para los niños: el chocolate

Para realizar este estudio, los investigadores turcos tomaron como muestra a cien niños y adolescentes de entre 10 y 18 años. Todos tenían sobrepeso. El resultado fue contundente: los adictos a la comida eran un 71 por ciento, por lo tanto los expertos opinan que la obesidad en los niños podría ser atajada si se diagnosticara a tiempo, y se tratara, su adicción.

Este mismo estudio trató de averiguar cuáles son los alimentos que más deseo provocan en los niños. El primero de todos, y con un 70 por ciento, es el chocolate. Los cuatro siguientes son: los helados, las bebidas azucaradas, las patatas fritas y el pan blanco.

Vía | Lo que dice la ciencia
Fotos | El Noticom y Kambid

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *