21 enero 2016 Actualidad

El amor de los abuelos

Si bien todos sabemos que el amor de los abuelos es algo que surge de manera incondicional y que es un sentimiento inagotable ahora sabemos que el cuidado de los nietos es algo que se lleva, literalmente, en los genes.

Una investigación ha demostrado que este gran amor es una cuestión que viene en los genes. El trabajo ha sido realizado por la Universidad de California, en él se señala que la información genética de los humanos ha tenido una gran evolución, esto provoca que la esperanza de vida se vaya extendiendo por décadas después de que pasa la edad reproductiva. Así los abuelos tienen la posibilidad de participar de manera activa en la educación y en el cuidado de los niños.

Algunos de los genes llegaron a evolucionar de manera específica, para permitir proteger a los humanos de las enfermedades neurodegenerativas. Puntualmente estamos hablando del gen CD33, muy importante para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Es muy posible que estos genes llegaran a evolucionar para permitir que se alargue la vida de los ancianos y, al mismo tiempo, evitar que se conviertan en personas dependientes de los miembros más jóvenes de la familia. Recordemos siempre que el cuidado intergeneracional es muy importante para que se pueda supervivir en grupo.

En muchas familias, y ante la necesidad de los ambos padres de salir a trabajar, se termina pidiendo a los abuelos que cuiden a los pequeños durante el horario extraescolar, especialmente en la época de vacaciones.

Esto es algo que puede beneficiar a todas las pares, los niños podrán estar con personas con las que se divertirán, aprenderán y crearán fuertes lazos afectivos, los padres tendrán la tranquilidad de que sus hijos estarán muy bien cuidados y los abuelos se sentirán mucho más vivaces, útiles y felices.

Vía | Clarin
Foto | Flickr – Natalia Wilson

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *