29 septiembre 2014 Alimentación, Salud

Beneficios bebidas infantiles

La hidratación es fundamental para un perfecto desarrollo, no sólo físico, si no también mental. Nuestros niños crecen muy rápido y tienen un desgaste añadido a nivel intelectual que les pide llevar una alimentación sana y equilibrada, y dentro de ella las bebidas son fundamentales. Pero ¿qué debe beber un niño? ¿qué bebidas son más beneficiosas tanto para su alimentación como para su hidratación?

A continuación te vamos a dar la clave de cada una de ellas, al menos las más requeridas y consumidas por los más pequeños. Elegir una buena hidratación es también optar por dar salud a tu hijo.

  • Agua. Es la reina de las bebidas y la única que debe primar en la alimentación infantil. Mientras el bebé toma leche materna no es necesaria, pero cuando se introducen otros alimentos es fundamental ofrecérsela siempre, especialmente en verano o cuando hace ejercicio.
  • Zumos comerciales. Sus ingredientes son zumo de fruta concentrada y agua, además de conservantes y mucho azúcar (incluso aunque ponga que no contiene azúcar añadido). Su uso prolongado puede provocar caries y sobrepeso.
  • Zumo natural. La opción más saludable frente al anterior, pero nunca debe ser el sustitutivo de la fruta en piezas. Al estar la fruta más concentrada (ya que se necesitan más para hacer un zumo) también contiene más azúcar.
  • Zumos con leche. Son zumos comerciales que añaden, además, una cantidad mínima de leche. Nunca deben sustituir el vaso de la leche que es primordial para el desarrollo infantil.
  • Néctar de frutas. Son iguales que los zumos comerciales pero todavía de peor calidad ya que contienen muchos más ingredientes artificiales.
  • Refrescos. El gas, el exceso de azúcar y los ingredientes artificiales no resultan nada recomendables. Sólo de vez en cuando y en algún motivo especial pero sin que se conviertan en habituales. La cafeína y la teína que llevan pueden provocar distintas alteraciones en su organismo.
  • Bebidas energéticas. Totalmente desaconsejadas para los niños ya que contiene elevadas cantidades de cafeína, así como otros elementos que potencian su efecto como la taurina o el ginseng.
  • Batidos. A no ser que lo hagamos en casa con una pieza de fruta y un vaso de leche, los comerciales no son aconsejables por su alto contenido en azúcares. Antes que un batido de cacao o vainilla es preferible tomar un vaso de leche con cacao u otro sabor que le guste.
  • Leche. Al igual que el agua es la bebida ideal para su desarrollo e hidratación. Con medio litro al día es suficiente, ya que en exceso también podría ser perjudicial para la absorción de otros alimentos.
  • Yogur líquido. Para aquellos que no toman leche, puede ser una buena opción, aunque contiene muchos azúcares por lo tanto no debe ser usado para hidratar.
  • Granizados. Más sanos si se preparan en casa con zumo de limón, un poquito de azúcar e hielo. Los comerciales llevan demasiados elementos artificiales para que resulten una buena opción.

Vía | Onmeda
Foto | Recetín

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *