El Blog Infantil » Entretenimiento » Carnaval: Disfraz casero de león

Carnaval: Disfraz casero de león

7 febrero 2010

carnaval disfraz casero de leon

La ferocidad del león siempre puede ser un buen recurso a fin de llenar el carnaval de nuestros niños con disfraces originales y divertidos que les hagan sentirse, ya no como los reyes de la selva pero sí como los monarcas absolutos de la fiesta. Como hemos dicho en otras ocasiones, lo más sencillo es acudir a una tienda donde vendan disfraces o darnos un paseito por las webs que nos ofertan mil y una idea, pagar su importe y problema finalizado. Pero, también es cierto, que parte de ese encanto que nos ofrece el Carnaval, es realizar los trajes en casa, sirviéndonos un poco de la ayuda de los pequeños a los que, con estos pequeños gestos, también estamos educando en los valores del reciclaje, de la artesanía y, sobre todo, de la paciencia y la tolerancia en el entorno familiar.

Así que si queréis vestir a vuestros niños como auténticas fieras, aquí os dejamos unos sencillos consejos.

Para el cuerpo podemos utilizar un jersey o chaqueta y pantalón de color marrón, beige o amarillo. De este modo ya tenemos su cuerpo cubierto y, también irá caliente. Si se trata de una chaqueta de chándal o deportiva puede que tenga capucha, por lo que la podremos utilizar para conseguir la melena del león, si no disponemos de la capucha, lo podemos hacer con un gorro de lana, de estos que dejan al descubierto sólo el óvalo facial.

Lo siguiente es conseguir telas de distintos tonos de marrón, el tejido ideal es el fieltro ya que da una consistencia mucho mejor que otro tipo de telas, aunque también pueden servirnos las lanas, tela de saco o la utilizada por los tapiceros para la restauración de los muebles. Si tenéis alguno a mano, posiblemente os pueda proveer de retales que a él ya no le sirven y a vosotros os pueden venir estupendos. Como veis en la imagen, se cortan tiras de distintos largos y las iremos cosiendo alrededor de la capucha o el gorro, más o menos hasta que veamos que está bien poblado.

Para la cola podemos utilizar dos tiras largas de tela marrón que coseremos formando un tubo y al que, al final del mismo, incluiremos unas tiras pequeñas de otros tonos marrones, al igual que las empleadas en la cabeza. La rellenamos con restos de telas que no nos sirvan o papeles y se la colocamos en el pantalón como mejor nos convenga. Lo ideal es coserla bien ya que, lo más fácil es que sea el juguete del resto de compañeros y de sí mismo.

Para las manos podemos comprarle unos guantes marrones (en las tiendas de todo a cien y mercadillos los hay muy baratos) y en las puntas de los dedos, simulando una feroz garra, le pegaremos unas uñas de la misma tela empleada para el pelo. Luego siempre nos queda el recurso del maquillaje que puede ser más o menos elaborado aunque, en este caso, con unos sencillos bigotes, podría quedar estupendo.

Vía | Countryliving (en inglés)

Tags: , , , , , , , ,
Otros artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información