23 agosto 2015 Entretenimiento

Castillos hinchables

Leíamos hace unos años que los castillos hinchables se habían convertido en la principal causa de lesiones infantiles (en Estados Unidos). Por este orden, las más comunes son fracturas, seguidas de torceduras y esguinces; un 19 por ciento de los daños se había producido en la cabeza y cuello de los afectados, causando complicaciones graves. En aquel momento, los especialistas en Seguridad Infantil, reclamaban en consenso la publicación de Guías de utilización, a fin de citar accidentes.

En nuestro país, es de aplicación la normativa UNE-EN 14960, en virtud de la cual se establecen requisitos de seguridad para estos equipos de diversión: se hace referencia a las características de los materiales, obligatoriedad de especificar aforo y edad, y otros aspectos. De hecho, las empresas de ocio que fabrican y utilizan estos productos, saben muy bien que la Seguridad Infantil es importantísima, por eso no son pocas las que explicitan mediante la web correspondiente (aquí tenéis un ejemplo). A la norma mencionada se deben sumar certificaciones de turbinas, requisitos legales, etc. Pero además de conocer los requisitos a cumplir por parte de las empresas, he pensado que estaría bien compartir con vosotros este decálogo publicado por la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

A continuación el detalle de los puntos del documento

El castillo hinchable tendrá en lugar visible la autorización, normas de uso, aforo, y edades mínima y máxima de utilización. Además el juguete debe tener un mínimo de 6 puntos de anclaje al suelo llano y firme, distribuídos alrededor del perímetro; y el perímetro de seguridad será de un metro como mínimo. Los motores, turbinas y otros elementos de la instalación serán inaccesibles, y estarán lejos de la zona propia de juegos.

Las edades de los participantes que disfruten simultáneamente de la instalación serán similares, así que se establecerán sistemas de rotación según los tramos de edad. La actividad debe estar controlada por un adulto responsable que compruebe la seguridad de la instalación y su utilización. La contratación de hinchables por particulares o eventos públicos se someterá al cumplimiento de los requisitos de seguridad establecidos (requisitos de seguridad y métodos de ensayo).

Un castillo hinchable no se puede usar en el exterior si la meteorología es adversa, en cuyo caso, la atracción debería pararse

Castillos hinchables2

Además de todo ello podríamos añadir que a los hinchables no podrán subir adultos, que no se accede con zapatos, gafas, o comida; y que los elementos de los que se componen se deben usar conforme a lo previsto (por ejemplo: bajar sentado frente a subir de pie, pues las protecciones laterales están pensadas para ello).

Fotos | Flickr-Sam Leech

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *