2 octubre 2017 Educación

Diferentes problemas psicológicos puede generar un bajo rendimiento en las escuelas

Un artículo más en el que hablaremos acerca de las causas que pueden provocar en los niños un bajo rendimiento escolar. Aprovechamos la oportunidad para invitarte a leer el artículo anterior en el que hemos hablado de un tema que puede generar preocupación a los padres.

Los niños pueden tener un bajo rendimiento como consecuencia de distintos factores psicológicos Hay niños que son muy sanos físicamente pero su parte emocional es frágil, vulnerable. No todos los niños maduran su parte pisco afectiva del mismo modo, por diferentes razones se puede ver afectada.

Los niños pueden llegar a tener sus capacidades y sus recursos pero no llegan a aplicarlo porque se bloquean de diferentes formas. El bloqueo se puede dar por motivos puntuales, como la pérdida de un ser querido, cambios en su hogar o se pueden bloquear de manera crónica (si siempre viven en un estado de conflicto).

Los niños pueden tener un bajo rendimiento como consecuencia de distintos factores psicológicos

Los casos de bloqueos crónicos pueden ser más difíciles de tratar que los puntuales, en muchos casos se aconseja el consejo de un servicio de psicopedagogía del centro, quienes trabajarán junto con el tutor del alumno y la familia. En estos casos el trabajo grupal es muy importante para ayudar al niño.

Muchos cometen el error de poner etiquetas a la situación, considerando que se trata de casos de depresión, trastornos de atención o hiperactividad, trastornos en la adaptación, trastornos de espectro autista, esquizofrenia, etc, pero en todos estos casos antes de considerar de antemano el problema se tendría que contar con un adecuado diagnóstico por parte de un profesional, así se evitarían las etiquetas que generan efectos contraproducentes en la mejor de los niños.

Factores sociales y bajo rendimiento escolar

Existen ciertos factores sociales que pueden provocar que el niño tenga un bajo rendimiento escolar, por ejemplo, cuando la familia está atravesando un mal momento económico o laboral o cuando se tiene un poder adquisitivo muy bajo. Los pequeños viven rodeados de un ambiente muy diferente el que se les presenta en el colegio, entonces lo que le plantean en el colegio les puede resultar totalmente ajeno a sus intereses.

En muchos casos será necesaria la intervención de los servicios sociales para que puedan realizar un trabajo junto con el sistema familiar y escolar, ayudando que ambos mundos se integren de forma positiva.

En todos los casos, cuando se ve que el niño está atravesando un bajo rendimiento escolar, es muy importante que se actúe en conjunto y que el sistema escolar tenga en cuenta, además de los conocimientos académicos la educación emocional y la expresión de los pequeños. Además de cultivar otras opciones para que se pueden incorporar el aprendizaje de manera diferente, ajustándose a las necesidades de los niños.

Vía | En buenas manos
Foto | Pixabay – Public Domain Pictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *