27 enero 2013 Educación

Pequeño en cama

Existen diferentes causas por las cuales los pequeños faltan a la escuela o a las guarderías. Los motivos por los cuales las familias permiten que los pequeños no acudan a estos establecimientos pueden ser miles, pero existen algunas que se repiten de manera frecuente independientemente de la edad.

Cuando baja mucho la temperatura los virus gripales comienzan a desparramarse más rápidamente. Los pequeños son proclives de contagiarse y ellos se encargan de contagiar a los padres y otros adultos. Por eso en el caso de gripes, gastroenteritis, conjuntivitis es preferible que los niños se queden en casa, si bien en la mayoría de los casos es decisión de los padres, en algunos establecimientos es parte de los reglamentos.

Desde el Sistema de Salud de Mayo Clinic el Doctor Robert Key señala que: “El sistema inmunológico de los niños pequeños no ha aprendido a reconocer ni prestar resistencia a los virus más comunes. Esa es la razón por la que hasta que cumplen 8 años, más o menos, parece que los niños traen a casa todo aquello que anda paseándose por la escuela. Los niños normalmente pueden tener entre 6 y 10 gripes al año”.

Un pequeño deberá quedarse en casa cuando no se sienta bien o ante la aparición de síntomas como: vómitos, temperatura mayor a los 38 grados, tos fuerte, problemas para respirar, ataques de diarrea, dolores abdominales con una duración de más de dos horas, ronchas en la piel, aftas. En todos estos casos lo ideal es llevarlo al médico para que realice un diagnóstico y luego un tratamiento. También será el médico quien te aconseje cuando será el momento oportuno para reincorporarlo a las clases o guardería.

Vía | ABC
Foto | Flickr – Malglam

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *