17 julio 2016 Salud

Una frecuente enfemerdad en la niñez

La otitis es una enfermedad bastante frecuente en los pequeños, especialmente presente durante la época estival cuando pasan mucho tiempo en la piscina, mar o jugando con agua. Hoy nos referiremos a las causas poco conocidas y a los mitos vinculados con la otitis.

Gracias a varias investigaciones podemos afirmar que el origen de esta molesta infección no se deberá buscar unicamente en la piscina ni en un resfrío. La clave está en saber prevenir.

Este tipo de enfermedad puede ser muy común en la época de calor y en la época de mucho frío, los pediatras se cansan de diagnosticarla ya que es uno de los problemas más comunes en pequeños de 3 años.

Esta infección se debe a que las trompas de Eustaquio, encargadas de drenar el líquido que se genera en el oído medio, se obstruyen con mucha facilidad.

En muchos casos, la modificación de estas conductas es suficiente para disminuir los episodios recurrentes de otitis media.

Es normal que esto se genere cuando están resfriados, cuando tienen exceso de moco o cuando existe un exceso de la saliva que se genera por la dentición, además de cuando se usa de forma prolongada el chupete o cuando realiza una gran cantidad de actividades acuáticas en natatorios cerrados.

Otras causas raras que pueden ocasionar la otitis: agrandamiento de adenoides, que los pequeños tomen el biberón recostados o cuando viven en ambientes con humo de tabaco.

Ezequiel Laborde, médico y otorrinolaringólogo del Hospital Británico (Argentina) y Asesor médico de GAES Centros Auditovos señala: “En muchos casos, la modificación de estas conductas es suficiente para disminuir los episodios recurrentes de otitis media”.

Causas populares y sin respaldo científico

Además, existen otras razones por las cuales un pequeño se puede enfermar de otitis, las cuales son muy populares pero no cuentan con un respaldo científico. Por ejemplo, cuando los pequeños están expuestos a fuertes vientos: “La creencia de que el efecto del viento sobre la oreja pueda producir otitis media aguda no es cierta, ya que el origen de la misma responde, en la mayoría de los casos, a una complicación de una infección viral del tracto respiratorio superior. Por eso es importante que los papás desestimen los tratamientos caseros y consulten al pediatra para evitar que la enfermedad se complique”, recordó Laborde.

Entre los síntomas más frecuentes de la otitis encontramos: dolor de oído, fiebre, llanto. También puede suceder que se genere una secreción por el oído. Cuando el médico pediatra ha diagnosticado la infección suele recomendar un tratamiento en base a antibióticos, además de controlar la evolución de cada caso.

Medidas para prevenir la otitis

Entre las medidas que se pueden llevar adelante para evitar la otitis encontramos: evitar los cambios bruscos de temperatura, garantizar que los niños tengan una buena alimentación para reforzar las defensas, lavarse correctamente las manos, evitar las infecciones respiratorias altas y, ante cualquier duda, consultar con el pediatra.

Vía | Clarín
Foto | Flickr – Fernando Jimenez

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *