28 abril 2013 Entretenimiento

Chistes para el día de la madre (II)
No hay nada más sano y que nos cure de cualquier mal que la risa. Reír a carcajadas, sonreír con timidez o dejarse embargar por todo un vendaval de alegría interior, es uno de los analgésicos más eficaces que podemos encontrar en la naturaleza. Por eso es importante que ante los acontecimientos tristes, o los problemas que nos va presentando la vida, intentemos encontrar motivos con los que afrontarlos a base de buen humor.

Los chistes son pequeños cuentos que nos hablan de situaciones graciosas, simpáticas, en muchas ocasiones descabaladas o sin sentido, pero que nos hacen saltar la chispa de la sorpresa y la alegría, haciendo que la risa acabe invadiéndonos, una forma muy sana y muy sencilla de encontrar un motivo por el que ver la vida con otros ojos. Así que puede ser un bonito detalle para mamá en su día. ¿Qué tal si te aprendes unos cuantos y le sorprendes?

  • -Mamá, mamá…En el cole me llaman antipática.
    -¿Qué?
    -¡No pienso repetírtelo!
  • -Mamá, mamá… ¿Cuándo comeremos pan de hoy?
    -Mañana, hija, mañana.
  • -Mamá, mamá… En el cole nos llaman “los campana”.
    Tolonterías, hijo; tolonterías.
  • Mamá, mamá… Cómprame una brzz de pipas.
    -¿Una bolsa de qué?
  • -Mamá, mamá… ¡Qué buena está la comida!
    -Pues repite, hija, repite.
    -Mamá, mamá… ¡Qué buena está la comida!
  • -Mamá, mamá… en el cole me llaman mentiroso.
    -¡Pero si tú no vas al colegio, hijo!
  • -Mamá, mamá… ¿las peras son transparentes?
    -No, hijo.
    -Pues he comprado un kilo de bombillas.
  • -Mamá, mamá… En el cole me llaman peludo.
    -¡Pepe! ¡El perro está hablando!

Foto | Informe 21

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *