30 septiembre 2016 Actualidad, Otros

grupos whatsapp cole

No sé vosotros, pero hoy me he puesto a analizar los grupos que tengo de WhatsApp relacionados con mi hijo y casi me caigo de espaldas: uno de la clase del cole; otro del AMPA y dos de las actividades extraescolares. Ahí es nada. No os digo el día que tardo en mirar el móvil y, tachán, hay más de 60 mensajes en cada uno…

Así que me he dicho, voy a ver cómo gestionar mis grupos de WhatsApp y no morir en el intento y aquí van algunas pautas a seguir – yo la primera:

  1. Compartir los grupos con el otro progenitor. Es curioso que en la mayoría de los míos predominen las mamás. Sí, hay algún padre, pero vamos, son los menos, y de hecho, solemos estar las mismas en el resto de los grupos. Aquí la consigna es: comparte y vencerás.
  2. Utilizar también el WhatsApp de manera privada. Seguro que todos tenemos a alguien de confianza al que nos podemos dirigir en primera instancia. Hay veces que no es necesario publicar en el grupo y compartirlo con todos. Incluso podemos hacer una llamada rápida – sí los smartphones también sirven para llamar.
  3. Cuidado al compartir fotos y tareas. Aquí van dos cuestiones:

    Por un lado, compartir fotos de los niños cuando se van de excursión, hacen alguna actividad, etc. y muchos de los padres no podemos ir a verles. En ese caso, solemos enviar las imágenes por el WhatsApp. Bueno, pues tengamos cuidado, sobre todo cuando lo hagamos en grupos muy amplios o donde nadie lo ha pedido. Se hace de buena fe, pero puede que haya padres a los que no les guste que otros compartan fotos de sus hijos. Ni qué decir que no se pueden publicar fotos de menores en redes sociales sin el permiso explícito de sus tutores o padres.

    Por otro, ¿cuántas veces se olvidan los peques los libros o las tareas en el cole? Pues más de una. Y, ¿cuántas los padres piden fotos de los cuadernillos para hacerlo en casa? También más de una. Si os pasa esto, mejor se lo pedimos por privado a otro contacto de confianza y no saturamos el grupo con imágenes. En cualquier caso, los expertos recomiendan que hagamos responsables a los niños y no tratemos de solucionarlo todo.

  4. Publicar sólo lo relacionado con el grupo. Y qué me decís de las cadenas “por si”. “Por si es verdad” que alguien regala cachorritos… lo comparto. “Por si es verdad” que pinchando en un vídeo hacemos una obra de caridad… lo comparto. Mejor las dejamos para los grupos de amigos porque así el que se da cuenta de que es un hoax no te llama la atención en un grupo lleno de gente a la que no sueles conocer.
  5. Leer con detenimiento. Parece una tontería y algo básico, pero la cantidad de mensajes que se comparten diciendo una y otra vez lo mismo, es sorprendente y sólo satura el grupo.

Los grupos de WhatsApp son muy útiles, pero tratemos de utilizarlos con moderación. Si se os ocurre alguna idea más, bienvenida es.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *