2 marzo 2013 Psicología

Imagen de niña feliz

Los coach son los encargados de ayudar a los pequeños en los diferentes problemas que suelen tener, entre ellos temas cotidianos como los conflictos con los hermanos o temas más complejos como la autoestima o llevar adelante el divorcio de sus padres. En la actualidad este tipo de ayuda se ha hecho muy común en niños desde los seis años.

Una de las profesionales que trabaja con niños de esta edad en Reino Unido es Naomi Richard. Ella asegura que en zonas como Estados Unidos el uso de coach es muy común, en especial en adolescentes y en padres, pero la tendencia hace que cada vez sean más pequeños quienes necesitan de sus consejos.

Recientemente realizó una visita a España para presentar su libro ‘Mi hijo quiere ser astronauta’, una obra que tiene el fin de ayudar a los padres a solucionar los problemas de sus hijos.

Richard piensa que los coach ayudan a los niños a buscar diferentes soluciones a sus problemas, enseñándoles habilidades y herramientas que podrán utilizar a lo largo de su vida. Es fundamental que ellos entiendan que tienen la capacidad de cambiar las situaciones en los que se sienten envueltos. Además son animados para mejorar la sociabilización, el proceso de razonamiento y la perdida de sus miedos. El objetivo principal del coach debe ser aportarles a los niños una mirada positiva de la vida.

Muchas terapias psicológicas se basan en mirar el pasado de las personas, en el coaching se apunta fundamentalmente a mirar el futuro. Trabajando en una especie de ‘lluvia de ideas’ (braistroming) presentando diferentes soluciones que vayan apareciendo de manera conjunta.

Vía | ABC
Foto | Flickr – Luis Beltran

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *