30 mayo 2011 Actualidad, Educación, Opinión

45 años dando clase a los niños ingresados
Los niños que tienen que pasar alguna temporada ingresados en un hospital, por el motivo que sea, tienen, en la mayoría de los casos, la posibilidad de seguir con sus estudios desde el propio centro. Las cosas actualmente son muy fáciles, hay concienciación sobre la importancia de mantener la rutina de los niños con la mayor normalidad posible y sobre todo hay muchos medios técnicos y humanos.

Pero, hace 45 años, el Hospital del Niño Jesús fue pionero al dar a los niños ingresados la posibilidad de continuar estudiando. Entonces se creó un colegio al uso dentro del centro hospitalario, con sus pupitres, su pizarra y su bola del mundo. Los que entonces eran niños recuerdan con mucho cariño aquella época y sobre todo a sus compañeros de clase y enfermedad. Explican que en aquella época los ingresos eran por temporadas muy largas y que los padres solo les visitaban algunas horas a la semana.

Hoy día no existe el colegio como tal, las clases son personalizadas, impartidas al menos por un tutor a cada niño, quien sigue el plan de estudios del centro al que va el pequeño. Los niños cuando pueden se reunen para estudiar juntos. Incluso cuando el niño es dado de alta hospitalaria pero aún no puede volver a clase, es un profesor del hospital el que se desplaza a su casa para seguir con la formación.

He tenido a mi pequeñín ingresado en el Niño Jesús y aunque la estancia fue corta y era muy pequeño para recibir clases e incluso a los payasos, pude comprobar que la atención a los niños va mucho más allá de la medicina. No faltan actividades, clases, entretenimiento ni medios para hacerles la estancia lo más leve posible, además de calor humano, por supuesto. No es raro ver sonrisas en las caritas de niños con vendajes en alguna parte del cuerpo, señal de que dentro de lo que tienen que vivir, están contentos. Gracias por la parte que me ha tocado y espero que no me toque más.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-KWPB-91

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *