18 diciembre 2010 Actualidad, Opinión

Colegios abiertos por Navidad, vacaciones en clase
Como ya sucedía en verano, Semana Santa y en años anteriores, muchos colegios abren por Navidad. Muchos padres tienen que seguir trabajando durante las vacaciones escolares y los Ayuntamientos toman la opción de abrir los centros para “ayudar a conciliar la vida laboral y familiar. En Madrid serán 21 los colegios que acogerán a 1.600 niños. No habrá clases sino talleres lúdicos y educativos, deporte y actividades variadas.

Me parece muy bien que se responda a una demanda social, aunque me cuesta entender que sea una necesidad tan mayoritaria. Partiendo de que los niños están deseando que lleguen las vacaciones, se terminen los madrugones y haya un poco de manga ancha en la disciplina, no comprendo porque hay tantos padres que no pueden darles lo que quieren.

Cierto que hay empresas que tienen un periodo vacacional estricto, cierran en agosto y si te gusta bien y sino también. Pero hay muchas que son flexibles, empezando por los empleados públicos y la mayoría de centros que no cierran en todo el año. Todo trabajador tiene derecho a su mes de vacaciones y 14 festivos anuales. Además la mayoría de las familias las forman dos progenitores, es decir, los días que se pueden compartir con los niños se duplican.

¿Seguro que el niño prefiere ir al cole en vacaciones a cambio de un mes en la playa todos juntos? No lo tengo tan claro. Por muy bien que lo pasen, apuesto a que la mayoría preferiría tener uno de sus padres disponible en casa antes que ir al cole en Navidad, Semana Santa o verano. Son cinco o seis días ahora y dos o tres en Semana Santa, el resto para repartir en verano.

Pienso que nos olvidamos que trabajamos para vivir, para poder darle a los niños lo que necesitan y quieren, pero nos olvidamos que lo que más necesita y quiere un niño es estar con sus padres. Deberíamos exigir a las empresas mayor flexibilidad laboral y la posibilidad de trabajar desde casa o compatibilizar horarios con el otro progenitor, al menos en fechas especiales, en lugar de reclamar tantos lugares en los que aparcar a los niños mientras trabajamos para ellos.

Seguro que hay padres que no tienen opción, pero también es seguro que no son la mayoría.

Vía | ABC
Foto | La Quincena

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *