26 mayo 2017 Crecimiento, Educación

ahorro-peques

Como todos sabemos, los hábitos se adquieren mejor cuanto antes los pongamos en práctica. Así que la niñez puede ser el mejor momento para enseñar a ayudar en casa, recoger la habitación, hacer deporte o también a ahorrar.

Desde el portal Preahorro.com nos han hecho llegar algunas pautas para apoyar a nuestros hijos a ser ahorradores desde la infancia. Y como nos parecen bastante útiles lo queremos compartir con vosotros.

Para empezar tendríamos que tener tres herramientas: la paga o la forma en que los padres decidamos que los niños ganen su dinero; un bote de plástico o de cristal – que nos servirá de hucha – y; por último, la propia familia.

La paga: Haya o no asignación, lo importante es que los peques entren en contacto con el dinero y que lo hagan físicamente. En caso de optar por la paga, nos recomiendan que sea semanal mejor que mensual.

La hucha: la sugerencia es utilizar un recipiente transparente para que los niños puedan ver cómo evolucionan sus ahorros. Se puede utilizar más de uno en función de los objetivos, por ejemplo, el juguete o juego que quiera comprar.

La familia: los padres podemos ayudar a marcar estos objetivos y darle un valor numérico que puede ser el precio del juguete. Tampoco pueden ser a muy largo plazo, quizá algo que se pueda conseguir entre tres y cuatro semanas.

Y luego, como pautas generales, podemos seguir estos consejos:

Servir de ejemplo. En otras palabras, ahorrar y demostrarle a los pequeños que ellos también ahorran para comprar las cosas que quieren.
Incentivar el ahorro. Para ayudarles se pueden establecer incentivos como poner una parte de lo que cuesta o ayudarles a pensar fórmulas para ganar más dinero. De esta manera se fomenta también su mentalidad emprendedora.
Tener objetivos de ahorro en familia. Un objetivo común servirá para cohesionar a la familia y hacer ver a los niños que forman parte de la toma de decisiones en algo tan importante como el dinero. Por ejemplo, podemos aprovechar las vacaciones en familia.
Enseñarles a aprovechar las oportunidades. Los cumpleaños y la Navidad son un buen momento para trabajar el pensamiento estratégico a largo plazo. En lugar de acumular regalos pueden ver que existe la posibilidad de que pidan dinero o junten regalos para conseguir una meta más alta.
Ahorrar en casa. No malgastar recursos en casa también es otra forma de inculcar hábitos saludables para las finanzas personales de los pequeños.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *