17 agosto 2011 Salud

A tener en cuenta al volver al cole
Estamos a sólo tres semanas de la vuelta al cole y es momento de ir preparándose en todos los sentidos. Además de ir adelantando la hora de ir a la cama o comprar el material escolar, también hay que recordar las medidas preventivas contra los contagios más frecuentes en el colegio. Expertos de la Nemours y del Hospital Pediátrico Alfred I. DuPont en Wilmington, Delaware, dan algunos consejos para evitar la propagación de enfermedades entre escolares.

“Cuando los niños entran en contacto con los gérmenes, se infectan sin saberlo simplemente al tocarse los ojos, nariz o boca, y una vez están infectados con gérmenes contagiosos, usualmente es solo cuestión de tiempo antes de que otros miembros de la familia contraigan la misma enfermedad”, explica la Dra. Kate Cronan, editora médica de KidsHealth.org entre otros. Por eso, tanto el lavado frecuente de manos como que los niños permanezcan en casa cuando están malitos, son medidas básicas contra las enfermedades comunes.

Los expertos señalan las infecciones más habituales, con cualquiera de ellas el pequeño debería recibir tratamiento en casa hasta que esté sano y no pueda propagar la enfermedad entre sus compañeros:

  • Conjuntivitis. La mejor forma de prevenir el contagio de esta infección de los ojos es con el lavado de manos, frecuente y con agua tibia y jabón. Es muy contagiosa.
  • Infección de garganta por estreptococos. El niño tendrá inflamación y molestias en la parte trasera de la garganta. Se contagia a traves del contacto, la tos, el estornudo y las manos sin lavar. Los niños deben aprender a toser y estornudar en la manga de la camisa y no en la mano.
  • Piojos. Una plaga que no tiene que ver con la falta de higiene pero sí con los padres desconsiderados que llevan a su hijo infectado al colegio.
  • Molluscum contagiosum. Es un sarpullido en la piel muy contagioso. Se previene con el lavado de manos y con no compartir objetos.
  • Neumonía errante. La más frecuente en bebés y niños. Se contagia por contacto directo, tos y estornudos. Lavarse las manos con jabón frecuentemente es una buena medida de prevención.

Todos sabemos lo que se complican las cosas cuando ambos progenitores trabajan fuera y el niño se pone malo, pero si no se busca la manera de que permanezca en casa, la infección seguirá circulando en su aula para perjuicio de todos. Hay que preparar también este punto en la vuelta al cole.

Vía | Healthfinder
Foto | Flickr-Marmotto

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los piojos producen vergüenza en algunos padres 18 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *