27 septiembre 2010 Psicología

Consejos para que el niño empiece el lunes con optimismo
Es lunes. Llega la hora de ir al colegio y suena el despertador. En ese momento, y con el recuerdo del fin de semana todavía en la mente se hace difícil afrontar con una sonrisa en los labios el inicio de la semana. El lunes cuesta madrugar un poco más a los niños igual que a los adultos. Sin embargo, con estos pequeños consejos seguro que podemos imprimir a los niños más entusiamo para afrontar la jornada escolar.

Sin duda, lo más importante para poder volver a la escuela con ilusión durante la mañana del lunes es haber descansado y hecho un plan diferente durante el fin de semana. Cuando no aprovechamos el tiempo de ocio durante el sábado o el domingo retomamos la jornada semanal con mal sabor de boca. Por tanto, los niños deben saber diferenciar claramente el tiempo de ocio y el tiempo de trabajo para poder dar a cada espacio el valor que corresponde.


Por otro lado, el descanso es esencial para hacer frente a la jornada diaria. En este sentido, los niños deben de dormir bien la noche del domingo, para ello, es preferible que el domingo por la mañana madruguen más que el sábado. De lo contrario, pasarán la noche con los ojos abiertos. Por otro lado, el final de la tarde del domingo es un tiempo de planificación, es decir, el niño debe de preparar su mochila y su material escolar para el día siguiente.

Del mismo modo, los padres pueden ayudarle a elegir su ropa del día siguiente en caso de que el niño no lleve uniforme. Por otro lado, un rico almuerzo puede ser una gran idea para un lunes en el recreo. En general, todos afrontamos con diferente estado de ánimo un lunes o un viernes, sin embargo, el pensamiento positivo en este sentido es esencial.

Es decir, los padres deben transmitirle al pequeño alegría a la hora de ir al colegio, entusiasmo por el conocimiento y tranquilidad puesto que el niño estará en contacto con otros chicos de su misma edad con quienes construirá lazos de amistad.

Foto | Reflejo de un ignorante

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El síndrome postvacacional afecta más a los peques 6 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *