4 julio 2017 Actualidad, Viajar

viajar con niños en el coche

Llegado el verano y la época de vacaciones, las familias nos disponemos a disfrutar de unos días de relax y ocio a fin de alejarnos del estrés del día a día, al mismo tiempo que recargamos energía para los meses venideros. Es así como los viajes se convierten en una de las actividades más buscadas para estas semanas. Viajar a la playa, al campo, al pueblo de los abuelos o a conocer ciudades desconocidas, son algunos de los motivos que nos empujan a abandonar nuestro hogar, incluso aunque esos desplazamientos sean a pocos kilómetros. Es así como el coche se convierte en nuestro mejor aliado.

Según las cifras que manejan las autoridades de tráfico, hasta finales del mes de agosto se prevén más de 86 millones de desplazamientos de largo recorrido, a los que se unirán, también, aquellos más cortos. Precisamente en estos es donde se producen un mayor número de accidentes. Es por ello que la Alianza por la Seguridad Vial Infantil (AESVI), ha puesto en marcha un decálogo con consejos para que nuestros niños viajen seguros en el coche, evitando accidentes y dolorosas pérdidas.

10 Consejos para aumentar la seguridad de los niños en el vehículo

  • 1-Sistema de retención infantil El niño siempre debe ir bien sujeto en el coche, incluso aunque el trayecto sea corto y pensemos que no es necesario. Debes comprobar que este sistema, sea el adecuado para su edad y que lo has instalado correctamente, según las normas que te indica el fabricante.
  • 2-Comprueba la temperatura del coche Antes de meter al niño en el coche es importante que compruebes la temperatura. Si el coche ha estado expuesto al sol, lo más normal es que haga mucho calor dentro. Abre las ventanillas o enciende el aire acondicionado hasta que descienda la temperatura. Comprueba también si los asientos o plásticos que rodean la sillita del niño queman, así evitarás quemaduras.
  • 3-El mareo de los niños Si has pensado en hacer un viaje largo, es probable que el niño tienda a marearse. Habla con tu pediatra y que te aconseje algún tipo de medicación para evitar las angustias en los niños. Como bien dice el refrán: “Más vale prevenir que curar”.
  • 4-Juguetes y música Especialmente si vamos a hacer un viaje largo, lo más probable es que nuestro niño se aburra. Empezará a llorar, a querer parar y a molestar cada pocos segundos. Así que antes de emprender la marcha, lleva juguetes, canciones o prevé alguna actividad que podáis hacer mientras vas conduciendo.
  • 5-Viajar sin calor La comodidad es importantísima para viajar, por eso es interesante que aprovechemos las horas en las que hace menos calor. Niños agobiados en el coche pueden ser una bomba de rebeldía incontrolable.
  • niños viajando en coche

  • 6-Nada suelto a su alrededor El asiento trasero en el que viaja el niño todo debe ir bien sujeto. No es conveniente llevar equipaje, una mascota u otros enseres que puedan ir dando tumbos. Piensa que en un momento de frenazo brusco, pueden salir lanzados contra el niño y provocar alguna lesión.
  • 7-La silla del coche bien sujeta Debes asegurarte que la silla que va a llevar tu niño es la correcta para su talla y edad. Los bebés siempre deben ir en contra de la marcha. Para los mayores no es conveniente quitar los protectores laterales ya que le protegerá contra los impactos, además de facilitar la comodidad en el caso de que se duerma.
  • 8-No te confíes al volante A menudo el trayecto es corto y nos lo conocemos de memoria. De todos modos, no es conveniente bajar la guardia, la confianza suele ser, en estos casos, una mala consejera. Está comprobado que la mayoría de accidentes se producen por vías secundarias y en desplazamientos cortos.
  • 9-En trayectos largos, paradas a menudo Además del aburrimiento, los niños necesitan despejarse, beber agua, estirar las piernas… así que si el viaje va a ser largo, ten previsto que cada 150 kilómetros, más o menos, o cada hora y media, es importante que paremos. A todos nos vendrá bien un pequeño descanso, y a los niños mucho más.
  • 10-El conductor es el responsable El conductor es el que lleva todo el peso y la responsabilidad del viaje, así que lo mejor será que te lo tomes con calma y conduzcas de forma relajada y tranquila. Respetar las normas, desechar las prisas y olvidar la agresividad, es una de las máximas para tener un viaje feliz y sin riesgos.

Vía | AESVI
Fotos | Diario Motor y Vacaciones monoparentales

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *