23 diciembre 2011 Salud

Los niños tienen derecho a ser escuchados en el médico
La relación entre médicos y pacientes respecto a la información que los primeros han de compartir con los segundos, está regulada en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. Los niños, hasta los 12 años dependen totalmente de las decisiones de sus padres, pero no significa que no haya que tenerles en cuenta.

Me ha gustado mucho un artículo en En Familia, página de la Asociación Española de Pediatría, en que explican precisamente eso, que el niño también tiene derecho a ser informado. Entiendo que cada edad requiere un nivel de información y que son los padres los que deciden hasta donde. Pero es muy importante que el pequeño no se haga una idea propia con las frases que va escuchando. Esto puede asustarlo mucho más que la verdad.

Me parece especialmente interesante que la AEP resalte la importancia de escuchar al niño. Si es mayor de 12 años su opinión debe constar en la historia clínica, si es menor al menos debe saber que se le ha oído. Creo que sobre todo es importante tratar de descubrir como se siente ante la enfermedad o el tratamiento que requiera, si lo entiende o si tiene dudas o preocupaciones. Poniéndonos a su nivel, tendríamos que intentar dejarle tranquilo y satisfecho con nuestras respuestas.

Como decíamos antes, hasta los 12 años el niño no puede tomar decisiones sobre su salud, son los padres los responsables de ellas. El consentimiento informado es el documento que debe firmar el paciente, en el que se especifica la intervención a realizar, el motivo, lo que se trata de conseguir, las temidas posibles complicaciones con su porcentaje y los riesgos de no realizar esta intervención. En el caso de los niños, son los padres los que lo firman por representación. Entiendo que ningún pequeño necesita conocer el 90 por ciento de lo que allí está escrito.

Me quedo con lo importante, el niño es el paciente y hay que tratar de hacerle partícipe, explicando lo que su edad o madurez le permita entender.

Vía | AEP
Foto | Flickr-ReSurge International

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *