26 febrero 2017 Manualidades

La importancia de las manualidades

Realizar juegos originales para los niños es una actividad muy placentera, además de permitirnos desplegar nuestra creatividad e imaginación podremos brindarle la manera de jugar con algo creado con nuestras propias manos y en familia.

Hoy daremos algunas pautas para que puedas crear un rompecabezas o puzzle DIY. Para su confección necesitarás algunos productos y muchas ganas de trabajar.

Materiales necesarios para la creación de un puzzle

Tendrás que buscar una imagen o impresión que le guste a tu hijo, recordemos que tiene que tener líneas muy simples y fáciles de reconocer. Además, necesitaremos madera MDF, podrá ser un cuadrado de 12 centímetros de ancho y 1,5 centímetros de alto, este cuadrado lo cortaremos en nueve partes iguales.

Nuestros pequeños podrán disfrutar mucho de tener un puzzle de este tipo, si el trabajo te resultó fácil podrás realizar infinidad de ellos.

Para darle un mejor aspecto a la madera necesitaremos pintura.

Cómo crear un puzzle

Cuando ya tengamos nuestro cuadrado de MDF cortado en nueve partes iguales pintaremos cada una de ellas por todos los lados, sin olvidar los bordes. Para que el trabajo quede mucho más prolijo darle dos manos de pintura.

Corta el dibujo o gráfico que se usará del mismo tamaño que las piezas de MDF, evita que queden bordes en blanco en las piezas para darle continuidad visual al rompecabezas. Al pegar las piezas podrás suavizar su superficie para que quede bien pareja empleando una esponja pasándola suavemente sobre las imágenes.

Una excelente juguetes para niños

Evita que queden burbujas de aire. Deja secar el pegamento al menos unas 24 horas para que quede seco por completo. Verifica la prolijidad de los bordes y que no queden pedacitos de papel sobresaliendo,

Cuando ya tengamos todas las piezas listas podrás barnizar la superficie por separado para protegerlas, pensemos que los niños pasarán largas horas jugando con él.

Si bien el puzzle ya estará creado podrás crear un cajón o marco, para ello necesitarás un cuadrado de 13 centímetros x 13 centímetros de MDF que tenga una altura de 0,5 centímetro y cuatro cortes de 13 centímetros de largo por 2 centímetros de alto y 0,5 centímetros de ancho para formar la caja.
También necesitarás pegamento para madera.

Antes de pegar las partes de la caja podrás pintarlas en un tono que combine con el puzzle. Después apoyaremos los listones que servirán de bordes de la caja sobre el cuadrado que será su fondo. Pegamos y dejamos secar, repetiremos lo mismo con todos sus lados. Dejamos secar muy bien por algunas horas y ya tendremos un bonito puzzle y una caja para jugar y guardarlo.

Nuestros pequeños podrán disfrutar mucho de tener un puzzle de este tipo, si el trabajo te resultó fácil podrás realizar infinidad de ellos escogiendo las imágenes que más le gusten a los niños y agregando complejidad a medida van creciendo. Tengamos en cuenta que los rompecabezas son una opción educativa, que se ajusta a todas las edades, además de poder considerada como una herramienta de enseñanza.

Vía | The hand made home

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *