9 julio 2017 Educación, Entretenimiento

Los niños y la tecnología

El mundo de la tecnología, con sus dispositivos digitales, ha venido a revolucionar, no sólo el mundo de la comunicación, sino también el del ocio y la diversión. Si tener un teléfono inteligente o un ordenador, era algo que sólo se imaginaba para cuestiones laborales, en la actualidad está al alcance de cualquier edad y condición, haciendo que sus usos sean tan variados como necesidades o caprichos se nos ocurran.

Precisamente los niños se han convertido en sus máximos usuarios pudiendo jugar, ver la tele o, incluso, leer. Sin embargo, un estudio realizado recientemente, ha comprobado que este tipo de aparatos ha frenado, de forma considerable, el gusto por la lectura en los pequeños, incluso aunque tengan dispositivos adaptados para ello y sean unos ávidos lectores. El gusto por la literatura ha quedado aparcado frente a la tecnología.

Cuántos más dispositivos digitales, menos tiempo para la lectura

Se trata de una investigación realizada en Australia y tomando los datos de 997 niños. A todos ellos se les pidió que hablaran sobre los dispositivos digitales a los que tenían acceso, el tiempo que dedicaban a ellos y las actividades que realizaban. A la vez se les preguntó por su afición a la lectura por placer, y las horas que empleaban en esta tarea.

Después de cotejar todos los datos, se pudo comprobar que cuántos más aparatos tenían los niños, menos aficionados eran a la lectura. Muchos de ellos, incluso, tenían dispositivos preparados para ello como una tablet o e-book, sin embargo decían que nunca lo gastaban para leer, sino más bien para otras actividades.

La respuesta, según los expertos, podría estar a que este tipo de dispositivos no ayudan a la concentración necesaria para que los niños lean con tranquilidad. Además tener que cambiar de aplicaciones o manejarse con los botones, puede ser una dificultad añadida para los niños que, en algunos casos, todavía no están muy habituados al uso de estos aparatos.

Niños leyendo

Los niños y jóvenes siguen prefiriendo los libros impresos

Dentro de esta misma investigación, aunque ya se comprobó en otros estudios anteriores, también se pudo descubrir que los niños entre 4 y 6 años, siguen prefiriendo el libro clásico, es decir, el de papel, el que ellos pueden manejar fácilmente, consiguiendo poder interactuar con él.

De hecho, datos anteriores realizados en la población infantil y juvenil de Estados Unidos, comprobaron que, ni siquiera para los adolescentes resultaba cómodo la lectura en los dispositivos digitales, a pesar de que muchos organismos educativos habían decidido sustituir los libros impresos por este nuevo tipo de tecnología.

Vía | Tendencias 21
Fotos | Hacer familia y Truekids

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *