23 agosto 2015 Salud

Desafío de la canela

Tras dos años desde que oí hablar por primera vez del “desafío de la canela”, un nuevo caso de muerte por tragar canela en polvo, hace que mis alarmas interiores salten. Tenía solo 4 años y se llamaba Matthew Rader, perdió la vida hace unas semanas, …, se asfixio tras haberse desplomado. Me resulta increíble que con esa edad hubiera accedido a contenidos relacionados con esa práctica tan arriesgada que hace tres años trajo de cabeza a servicios de Urgencias médicas en todo Estados Unidos; o quizás fue una ingesta accidental, no lo podemos saber. No quiero extenderme en el suceso, sino contaros por qué es tan peligroso tragar canela en polvo.

Hace unos tres años empezó a popularizarse mediante vídeos en YouTube, llamaba la atención de niños (más de ocho años), no por que fueran a conseguir nada especialmente bueno para ellos (¿o pensaban que si?), sino porque cuando algo sale en Internet, parece que todos lo están haciendo, y no es así. En una etapa de la vida de tantos cambios (sociales también), y con la asunción de comportamientos más propios de la adolescencia, los peques creían que por que alguien les retaba, tenía que imitar. ¿Los resultados?

Aproximadamente 220 llamadas (en ese año) a la asociación Americana de Centros de Control de Envenenamiento, sin contar con todos los que necesitaron asistencia médica, y alguno que otro con insuficiencia respiratoria de por vida. Más de 51000 vídeos subidos a la plataforma mencionada hicieron furor, mostraban los efectos inmediatos más evidentes (la tos por inhalar canela, sensación de ahogo…); pero los jóvenes no les contaban a sus iguales que la canela tiene celulosa puesto que proviene de un árbol (ya que no lo saben), ni tampoco que la celulosa no se descompone dentro del cuerpo.

El (absurdo del) “reto de la canela”

Consiste en tragar una cucharada de canela en polvo, y aguantar 60 segundos sin beber líquidos, lo cual es imposible porque es abrasiva para las vías respiratorias superiores. ¿Pero no se traga?, efectivamente es así, pero como la presentación es en polvo muy fino y ligero, parte de la canela toma el camino de los pulmones. De hecho, aunque la mayoría de los que lo prueban beben agua antes de que pase ese minuto de prueba, el remedio es inútil, porque el agua va al sistema digestivo (y si fuera al respiratorio sería más un problema que una solución).

El polvo de canela aspirado / inhalado, puede provocar asfixia y daños en los pulmones (incluyendo el colapso), también es capaz de recubrir la membrana de las mucosas, aumentando los problemas respiratorios; algunos de los que podrían llegar a ser permanentes. Es posible incluso que se observen vómitos y sangrado.

No ocurriría así si fuera en cantidades muy pequeñas, pero teniendo en cuenta las consecuencias, mejor que nos limitemos a los usos culinarios

Lo siento por la familia de Matthew, lo siento muchísimo; no voy a caer en un tópico relacionado con aprender de los ejemplos. Pero sí que creo importante aumentar la conciencia individual, familiar y social sobre ciertos comportamientos arriesgados (excesivamente, diría yo) que adoptan los niños. Está claro que la difusión por Internet ayuda a que algo que hubiera pasado inadvertido hace años, llegue a muchas más personas, de entre las cuales muchas querrán probarlo. Pero cuando uno experimenta, debería controlar parte del resultado, no es así con “cinnamon challenge”, los menores desconocen la mayoría de problemas de salud que puede ocasionar; o quizás no se los creen.

En mi opinión, el cuidado del cuerpo y la evitación de riesgos (en especial aquellos de los que no se obtiene recompensa) debería ser una prioridad en transmisión de valores, y pienso que es un tema del que se debe hablar en casa, para que los niños escuchen también el punto de vista de los padres.

Foto | Flickr-blmurch

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *