2 agosto 2017 Salud

Problemas vinculados con los pies

Los niños pueden tener, por diferentes razones, deformidades en sus pies. En los siguientes artículos te hablaremos de este interesante tema, tan importante para su salud. Dentro de los problemas más comunes encontramos los pies planos, cavos y zambos.

Conocer las deformidades de los pies de nuestros niños es muy importante para poder corregir o prevenir el problema, además de evaluar cómo tendrá que ser el calzado ideal para los niños que están dando sus primeros pasos.

En muchas ocasiones los médicos pediatras reciben consultas vinculadas a las deformidades de los pies, si bien algunos problemas podrán ser detectados en el momento del nacimiento en la mayoría de los casos se podrán detectar entre el primer y tercer año de vida, cuando el niño da sus primeros pasos y continúa desarrollándose.

En muchas ocasiones los médicos pediatras reciben consultas vinculadas a las deformidades de los pies.

Los padres deberán estar atentos a este tipo de problema ya que, si no son corregidos inmediatamente, podrá tener consecuencias en otros aspectos de la salud y a lo largo de su vida.

Gracias a los pies los niños podrán realizar una gran parte de sus actividades diarias, además de permitir apoyar el cuerpo y su desplazamiento. Si bien casi nunca nos detenemos a pensar en ello, el pie está compuesto de tendones, músculos y huesos, cada una de las partes tiene una función especial, gracias a un equilibrio entre ellas los pequeños podrán andar de forma normal.

En el caso de que una de las partes se altere podrá terminar afectado a todo el pie, provocando problemas al andar. Si notamos que los niños caminan de manera inadecuada se terminará generando una sobrecarga en algún grupo de músculos de las piernas, espalda o problemas en la columna.

Son muchas las personas que consideran que gracias a un calzado correcto se podrá ir modelando el pie, por eso se cae en el error de ponerle a los niños de pocos meses zapatos. Pero lo cierto es que los médicos traumatólogos piensan algo diferente, el desarrollo óptimo de los pies se dará cuando los bebés no usen zapatos, si bien los códigos de vestimenta de las sociedades actuales hacen que esto sea casi imposible.

Dentro de la ortopedia pediátrica se pueden tener en cuenta distintos aspectos, entre ellos se incluyen las muchas alteraciones en el aparato locomotor. Mediante un diagnóstico precoz se podrá evitar problemas físicos posteriores.

Será el médico pediatra quien tendrá que realizar un examen rutinario de salud y así poder detectar las anomalías o algunas enfermedades en los pies. En muchas oportunidades se podrán solucionar los pequeños problemas, en otras se podrá necesitar consultar a un especialista para la realización de un diagnóstico más detallado y un tratamiento pensado para cada caso en particular.

Vía | Web Consultas
Foto | Pixabay – Himararte

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *