26 agosto 2017 Crecimiento

Tres opciones para tener en cuenta

En la siguiente entrada te contaremos acerca de cuáles son los deportes ideales para los niños nerviosos o muy activos. Estos niños deberán realizar actividades que los ayuden a gastar todas las energías para poder, luego, concentrarse. Entre las mejores opciones encontramos las artes marciales, la natación y el tenis.

La natación es, tal y te dijimos en otras oportunidades, un deporte completo. Además, saber nadar aportará un plus de tranquilidad a los padres. Gracias a la natación los niños podrán potenciar su coordinación, psicomotricidad, resistencia, sinergia de los movimientos corporales y adquirirán cierta disciplina.

Los niños ya pueden comenzar a practicarla a partir de los tres años, si bien es cierto que antes de esa edad podrán realizar ciertas actividades para estar cómodos en el nuevo medio.

Entre las mejores opciones encontramos las artes marciales, la natación y el tenis.

Si bien la natación es una muy buena alternativa, otros niños prefieren practicar las artes marciales. Este deporte ayudará a descargar las tensiones y a tener cierta disciplina. Con las artes marciales estaremos practicando la paciencia, la concentración y la toma correcta de decisiones. Los niños tendrán que resolver cuestiones en apenas segundos.

Potenciará su fuerza, flexibilidad, la resistencia y la concentración. Es una actividad que ayudará a darle a los niños un sentido de integridad y honestidad. Desarrollará todo el cuerpo brindando una mayor flexibilidad en las extremidades. Lo ideal es comenzar a practicarla a partir de los cinco años de edad.

El tenis también aporta muchos beneficios a los niños nerviosos. Se trata de una actividad divertida y muy emocionante, tanto para niños como para adultos. Ayudará en habilidades como la velocidad, coordinación, motricidad. Desarrollará de manera óptima las piernas y los brazos del niños. Este tipo de deporte se podría practicar a partir de los cinco años de edad.

Recordemos que, si bien estas son muy buenas alternativas, también existen otras opciones que podrán resultar más gratificantes para los niños. Lo importante es que realicen algún ejercicio o disciplina que les permitan liberar todos los nervios acumulados que tienen mientras se divierten.

Cuando los peques son realmente activos los deportes no solo les ayudarán a estar más tranquilos sino también mejorará la concentración y adquirirán cierta disciplina. Otro punto que podremos tener en cuenta es la alimentación de los niños, así se llegará a potenciar algunas habilidades además de combatir la obesidad desde pequeños.

Para que no le falte la cantidad de nutrientes necesarios se le podrá consultar al pediatra acerca de la dieta y como complementarla si lo considera importante.

Vía | Beetalgo
Foto | Pixabay – Cherytian

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *