25 diciembre 2010 Entretenimiento

El día más tradicional para ir al cine
En estos días de tradiciones no podemos olvidar una, que si bien no tiene mayor trascendencia, era especial para los más pequeños. Aprovechar la tarde de Navidad para llevar a los niños al cine. Hoy día hay muchas opciones de ocio incluso en los festivos, pero hace unos años sólo se podía recurrir a la pantalla grande, para deleite de los peques.

La oferta de cine para todos los públicos es suficientemente grande como para encontrar algo que nos satisfaga a todos. Podeís echar un rápido vistazo a la cartelera de esta semana en el resumen que publicó Mónica el jueves. Hay aventuras, ciencia-ficción y magia, entre otras opciones. Pero lo más interesante es poder convertirlo en una actividad para toda la familia, algo que durante el año suele ser dificil de conseguir.

Si los abusivos precios que tiene el cine actualmente no os permiten acudir todos juntos, podeís preparar una sesión especial en casa. Para que sea diferente, preparadla con antelación. Escoged la película entre todos, poned un horario y haced un gran bol de palomitas. Y si el cine no es lo vuestro los niños pueden preparar una obrita de teatro o podeis elegir ese juego de mesa que todavía no habeís tenido tiempo de estrenar.

Lo importante realmente es poder disfrutar en familia de estas fechas y aprovechar para regalar a nuestros hijos lo que más desean, nuestro tiempo y atención. ¡Feliz Navidad!

Foto | Flickr-Ludita

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *