12 diciembre 2011 Entretenimiento, Otros

Mantener el contacto entre niños con un diario viajero
Los scrapbooks causan furor en Estados Unidos. No son más que álbumes de recortes en los que se reflejan los momentos importantes de la vida. Como un diario aderezado con fotos, dibujos y recuerdos. Navegando por internet he encontrado una idea que me ha gustado mucho, proponer a los niños tener un scrapbook viajero. El objetivo es mantener el contacto con un amiguito o familiar al que no vean mucho.

Hace un tiempo comentaba lo mucho que les gusta a los pequeños recibir correo convencional. En lugar de escribir una carta al uso, los niños pueden compartir un álbum. Cada uno lo tiene durante un tiempo determinado, por ejemplo un mes, y va rellenando algunas páginas con las cosas que va haciendo. Una entrada de cine o un museo, una hoja de un día divertido en el parque, un dibujo de algo que ha visto y le ha gustado, etc. Al cabo del mes, envía por correo el diario a su amigo quien lo mantendrá el mismo tiempo y hará lo propio, ir llenando las páginas de vivencias y recuerdos.

De esta forma no sólo se estarán contando lo que hacen en su vida cotidiana, fomentando su amistad al compartir experiencias, además estarán creando un documento que les hará sonreír más de una vez cuando sean mayores. El único problema que veo es que solo uno de los dos podrá conservar cada scrapbook que vayan rellenando. Tendrán que turnarse.

Si os decidís ten en cuenta que el diario no sea muy grande ni pesado, para que no cueste un dineral enviarlo. Anima a tu hijo a ser constante y a cumplir los plazos de envío, porque es normal que les encante recibirlo pero no pongan tanto entusiasmo al rellenarlo.

También es una buena idea para hacerlo en casa, sin necesidad de compartirlo con nadie más. Es a la vez un diario, un álbum de fotos y una caja de los tesoros.

Vía | Baby Blog Addict
Foto | Flickr-brungrrl

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *