13 julio 2017 Crecimiento

Dolores a los que se debe prestar atención

Algunos niños sufren, de manera frecuente, dolores de espalda. Nos referiremos a sus causas y cuáles son los tratamientos más efectivos. En primer lugar comenzaremos a decir que el dolor de espalada puede ubicarse en la zona cervical, lumbar o torácica. En algunos casos puntuales puede irradiarse hacia la región de las nalgas y de los hombros.

Se estima que el 10 por ciento de los niños de 10 años de edad pueden tener este tipo de molestia, incrementándose hasta un 70 por ciento al llegar al final del crecimiento.

Causas de los dolores de espalda

En el 90 por ciento de los casos no se puede identificar cuál es la patología que generar el dolor, se suele de hablar de un dolor inespecífico. En algunas oportunidades se ha encontrado una relación entre el dolor de espalda y otros factores sin poder establecer una relación directa entre ellos.

En ciertos casos se pueden encontrar enfermedades o patologías que generan este dolor.

Por ejemplo, en el caso de las niñas, cuando están llegando a la adolescencia (y si existen antecedentes en la familia) se pueden dar este tipo de dolores, incrementándose por el uso de las mochilas o de las carteras que llevan un peso superior al 10 por ciento del propio peso corporal. Además, pueden aparecer algunos hábitos corporales erróneos, mala postura al sentarse, escribir, mirar televisión.

Se sabe que un ambiente familiar o escolar en donde haya conflicto o depresión, tristeza, ansiedad o baja autoestima puede volver crónico el proceso.

En ciertos casos se pueden encontrar enfermedades o patologías que generan este dolor, nos referiremos entonces a dolores específicos u orgánicos. La causa más común es la espondilolistesis, que se trata de un defecto en la unión entre la parte posterior y anterior de la última vértebra. En esos casos se genera dolor después de realizar actividad física y mejorar si el niño hace reposo. Generalmente el médico aconsejará solo un tratamiento sintomático y en muy pocas ocasiones se deberá realizar una cirugía para unir ambas partes de la vértebra.

Otra causa frecuente dentro de los dolores específicos encontramos la cifosis de Scheuermann, se trata de un incremento en la curvatura anterior de la columna, el problema afecta generalmente a la región torácica. Se produce por un trastorno en la osificación de las vértebras y el tratamiento dependerá del grado de la curvatura. En los casos leves se trata mediante técnicas de estiramiento y en los casos más graves con corsés especiales. Únicamente en los casos realmente severos se necesitará de una cirugía correctiva.

Un punto clave que deberemos mencionar es la preocupación que existe entre los médicos, quienes establecieron una relación entre los dolores de espalda de los niños y adolescente y los dolores de espalda de los adultos. En un próximo artículo hablaremos de los cambios en la vida cotidiana que podrían ayudar a prevenir este tipo de molestias y todas sus consecuencias.

Vía | Traumatología infantil
Foto | Pixabay – Menchu

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *