12 febrero 2017 Actualidad, Salud

dolor lumbar en niños

El peso de las mochilas escolares, los cambios en el crecimiento o las malas posturas diarias suelen ser algunos de los problemas que consiguen que nuestros niños se quejen de un continuo dolor de espalda. Pero, aunque pueda ser algo dentro de la normalidad, lo cierto es que deberíamos prestarle más atención de lo que lo hacemos. Un estudio realizado en Estados Unidos, nos alerta de que estas dolencias infantiles son más habituales de lo normal y que, además, apenas le prestamos la atención que necesita.

Desde el Hospital Pediátrico Nacional de Columbus, Ohio, en Estados Unidos, nos llega un informe en el que se pone de manifiesto que sólo el 7 por ciento de los niños que sufren dolores lumbares son tratados y que, llegados a la adolescencia, 2 de cada 5 niños habrán sufrido este tipo de molestia, llegando a quedarse, de forma permanente, en el resto de sus días.

Los dolores lumbares van aumentando a medida que se crece

Este informe, realizado por investigadores profesionales y tras cotejar los datos médicos de niños estadounidenses, comprobó que los dolores lumbares aparecían en la niñez pero iban aumentando según iban creciendo. Es así como los niños de 7 años lo sufren en un 1 por ciento; los de diez años en un 6 por ciento, y ya es un 18 por ciento cuando llegan a los 14 años.

Estos dolores lumbares en la infancia, no suelen ser graves y no impiden la realización de una vida normal, sin embargo sería importante que fueran tratados por los facultativos, con el fin de frenar o corregir ciertas actitudes cotidianas que podrían evitar que fueran creciendo hasta llegar a la edad adulta.

informe dolor espalda en niños

La mayoría de dolencias lumbares en niños no tienen una causa concreta

Estos mismos investigadores han descubierto que no existe un factor de riesgo determinado para estos dolores lumbares en la infancia. Más bien se trata de un cúmulo de pequeños acontecimientos que se unen en esos primeros años: actividades físicas, deporte, crecimiento o antecedentes familiares.

El informe, también, ha querido incidir que existen otras causas desconocidas que llevan a los niños a padecer este tipo de molestias, y las causas quizás podrían estar relacionadas con el lugar en el que descansan, como los colchones que utilizan, por ejemplo. También habría una relación entre las prácticas deportivas y los excesos en ciertos movimientos.

Curiosamente, también se ha descubierto que este dolor lumbar es mucho más habitual entre las niñas que entre los niños.

Vía | Medline Plus
Fotos | Al día en salud y Guía infantil

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *