5 diciembre 2015 Alimentación, Entretenimiento

Dulces de Navidad para hacer con los peques

Si hay algo que no faltará en la mesa en Navidad serán los dulces, España tiene una gran tradición repostera que alcanza su máximo esplendor en estas fechas. Pero, no son dulces pensados para los niños y puede que los sabores y texturas de los polvorones, el turrón o el mazapán les resulten extraños o empalagosos. Podemos variar un poco esas deliciosas bandejas navideñas y, de paso, entretener a los peques un rato en la cocina, preparando pequeños postres con ellos.

La combinación de nubes (jamoncitos o esponjas) con cereales de desayuno da mucho juego y es muy fácil de hacer en familia. Necesitamos 300 gramos de nubes, 50 gramos de mantequilla y 175-200 gramos de cereales de desayuno, los favoritos de los niños, da lo mismo copos o aritos mientras sean crujientes, puedes dejarlos enteros o machacarlos para que queden en migas. Pon la mantequilla a derretir en un cazo. Cuando esté, añade las nubes sin dejar de remover. Una vez derretidas separa el cazo del fuego y añade los cereales removiendo bien para que se repartan homogéneamente.

Prepara una bandeja engrasada en la que poder extender la mezcla para poder trabajar con ella. Con rapidez porque solidificará pronto, extiende bien la mezcla. Ha llegado el momento de dejar volar la creatividad. Puedes simplemente cortarla en barritas, será una deliciosa merienda o, puedes trabajarla como si fueran galletas navideñas. Córtala con moldes para galletas y decoradlas con fideos de colores, lacasitos, bolitas o corazones de azúcar, etc. Podéis darle forma de árbol de Navidad, de muñeco de nieve o el clásico muñeco de jengibre.

Mientras se derriten las nubes puedes añadir unas gotas de colorante para dar un mayor efecto al resultado final y también puedes añadir pepitas de chocolate o trocitos de fruta que las harán aún más ricas. Con cuidado puedes darle forma a la masa como harías con unas albóndigas para darle dimensión al muñeco de nieve o los bonitos renos de la foto. También puedes hacer piruletas y, por supuesto admite un baño de chocolate.

Foto | Flickr-tsayrate

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *