29 septiembre 2015 Educación, Entretenimiento

cortometraje oktapodi

Si estamos de acuerdo que en los últimos tiempos es necesario recuperar ciertos valores en la sociedad en la que vivimos, nada mejor como empezar a educar a nuestros hijos a través de los mismos. Pero ¿cómo hacerlo? Darles una charla aburrida y pesada no nos lleva a ningún sitio, obligarles a ciertos comportamientos, tampoco. Así que lo mejor será hacerlo de la forma más divertida y amena, esa que se arraiga en su forma de ser y no va a olvidarla nunca: a través de la diversión.

Hace ya algunas semanas que os estamos ofreciendo una serie de cortometrajes de animación, en la mayoría de los casos, donde podemos disfrutar de situaciones divertidas, fantásticas, emotivas… pero que todas tienen un denominador común: la reflexión. Situaciones muy especiales con las que enseñar a los peques la necesidad del respeto o la solidaridad, por ejemplo. Así que siguiendo esta línea hoy os traemos otro divertido cortometraje de animación creado en Francia: “Oktapodi”.

“Oktapodi” nos cuenta la historia de dos pulpos que viven felices en la pecera de una pescadería, tan bien se sienten uno junto al otro que han acabado enamorándose. Pero todo cambiará cuando a uno de ellos se le coge para llevarlo a un restaurante. El compañero no va a permitir que les separen, así que se iniciará una alocada persecución por toda la aldea marinera en la que viven con el fin de seguir juntos para siempre.

“Oktapodi” es obra de un grupo de estudiantes de la Escuela de Imagen de Francia y ha conseguido numerosos premios dentro del mundo cinematográfico, entre ellos el Oscar al Mejor Corto de Animación en el año 2009.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *