15 septiembre 2015 Educación, Entretenimiento

cortometraje palabras en el aire

A veces tenemos la impresión que los valores en el mundo, y en la educación humana han ido perdiendo fuerza. Así nos sentimos cuando tenemos que asistir a los graves problemas bélicos que enfrentan al mundo, a las enormes desigualdades humanas que siguen sucediendo en nuestra sociedad o a los intensos problemas que vive parte de la humanidad sin tener más explicación que la sinrazón. Si fuéramos más generosos, más sensibles o más pacientes, es seguro que muchos de esos escollos se podrían salvar sin mayor dificultad.

Por eso es obligación de nosotros, los padres, procurar que nuestros niños aprendan todos esos valores, encaminándoles hacia una sociedad mucho más justa y habitable para todos. Pero ¿cómo les enseñamos algo tan intangible como la generosidad, la solidaridad o la empatía? Por suerte el mundo del arte está lleno de grandes obras que nos ayudarán en esta tarea.

Ya hace algunas semanas que os estamos mostrando una serie de cortometrajes con los que podremos enseñar todas esas virtudes que, a menudo, no sabemos bien como explicar. Son pequeñas obras de arte, por su duración, pero auténticas joyas que sirven para algo más que para divertirse.

Hoy os traigo, una vez más, una de ellas. Se titula “Palabras en el aire” y es un cortometraje de animación, que utiliza dibujos muy sencillos pero que llevan una importante carga sentimental. Y no sólo adecuado para niños, seguro que los adultos también sacarán esa profunda lectura que intenta transmitirnos. Especialmente al entender que la constancia es necesaria para conseguir ciertos triunfos.

“Palabras en el aire” está basada en un relato de Alain Gagnol y la dirección del corto del cineasta francés Sylvain Vicendeau.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *