15 septiembre 2016 Salud

calzado infantil vuelta al cole

Los niños ya están de vuelta al cole y, con él, nos han llegado un buen número de gastos, algunos ya asimilados, y los otros que se han colado por sorpresa en nuestra maltrecha economía. Si volver de vacaciones ya es un trauma por el regreso a la rutina, también lo es doble debido al varapalo que se lleva nuestro bolsillo. Por mucho que queramos ahorrar y darle mil vueltas al euro, no nos vamos a librar de ciertos gastos totalmente necesarios.

Entre el cambio de libros y el material escolar, también nos vamos a encontrar, con toda probabilidad, de la necesidad de comprar nuevo vestuario para los niños. Tanto si van de uniforme como si no, ten en cuenta que, seguro, las mangas le habrán quedado cortas, las cinturas estrechas y las cremalleras a punto de estallar. Nuestros niños crecen, afortunadamente, y es algo que no podemos evitar, a pesar de los gastos que ello supone. Y si todo su cuerpo se va ampliando los pies no van a ser menos, así que vete preparando para renovar su calzado de cara al nuevo curso.

Elegir bien el calzado, más importante de lo que parece

La elección del mejor calzado para nuestros niños es fundamental para el resto de su salud plantar y, en consecuencia, para el de su anatomía en general. Los niños crecen de forma constante, sólo en el tema de los pies se creé que cada tres meses aumentan en 7 u 8 milímetros, así que el cambio de zapatos debe ser, casi, constante.

Si el niño anda mal porque le vienen grandes o pequeños, ajustados o deformados, acabará teniendo consecuencias terribles en el resto de su organismo. Caminar con dificultad puede acarrear problemas en la columna vertebral, por ejemplo.

Calzado adecuado para cada actividad

A lo largo del curso escolar los niños realizan un buen número de actividades que resultan variadas entre sí mismas. Es así como debemos tener el calzado que se ajuste a cada momento de la forma más precisa.

Salvo que tengan que llevar un determinado zapato conjuntado con el uniforme escolar, la mayoría de niños suelen llevar deportivas para ir al cole, tanto si van a hacer deporte como si no. Los podólogos aconsejan que el calzado deportivo sea específico para esa actividad. Incluso dentro del deporte, también habría que distinguir el modelo adecuado según el que practique.

zapatillas deportivas para niños

¿Cómo elijo el más adecuado para mi niño?

Hay ciertas normas básicas que debemos respetar a la hora de elegir el mejor calzado para nuestro niño. Según los podólogos, éstas serían las más importantes:

  • La parte delantera debe ser suficientemente ancha para que los dedos puedan moverse y, de ese modo, estimular la musculatura del pie.
  • El zapato debe estar bien sujeto al pie. Las cordoneras y los velcros son perfectos.
  • Elegir siempre un material transpirable para evitar que el sudor se acumule en su interior.
  • Los zapatos deben llegar hasta la parte inferior de los huesos del tobillo, con el fin de facilitar el movimiento. En el caso de las botas han de ser de un material flexible.
  • La suela debe ser flexible, ligera y de un material que se agarre bien al suelo con el fin de evitar caídas. El espesor de la misma irá aumentando con la edad.
  • Los tacones no pueden sobrepasar los 10 milímetros en niños de hasta 10 años.
  • En el momento de la compra es importante que los niños lo prueben con calcetín y de pie. Toca en la puntera y observa si existe una distancia entre el dedo más largo y la punta del zapato, debe ser de entre 5 y 15 milímetros.
  • El mejor calzado para casa es dejar los pies libres. Así que los calcetines antideslizantes o zapatillas de estar por casa son ideales.

Vía | Antonio Juan Ortuño
Fotos | Torrakids y Charhadas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *