4 diciembre 2011 Actualidad, Opinión

Una meningitis casi le quita la vida

Es increíble como pueden llegarte al corazón algunas noticias. En mi caso no he podido dejar de emocionarme al conocer la historia de una pequeña llamada Ellie Challis. Con tan solo dieciséis meses esta pequeña padeció una meningitis que casi le quita la vida. Tuvo que ser operada a vida o muerte y consiguió superarlo pero lo que no se pudo evitar fue la amputación de sus cuatro miembros debido a la septicemia que le causó la meningitis.

A pesar de ello luchó y creció con la ayuda de toda la familia, en especial de su hermana melliza Sophie, que fue su inspiración para superar las dificultades. La amputación tampoco consiguió desesperanzar a Ellie para conseguir su sueño, jugar a fútbol. Un deporte que le apasiona. Pero Ellie no podía realizar su actividad favorita debido a que las prótesis convencionales le producían lesiones. Sus padres, conocedores de la felicidad que le producía a la niña jugar a fútbol no dudaron ni un sólo momento a la hora de desembolsar 11.650 euros para conseguirle unas prótesis especiales como las del atleta paralímpico Oscar Pistorius.

Con estas prótesis se convierte en la persona más joven en utilizarlas. La pequeña, sabedora de la fragilidad de sus nuevas prótesis sólo las utiliza los días de partido y utiliza las convencionales para el resto de la semana. Desde entonces, sus padres emocionados aseguran que su progreso en el campo ha sido asombroso.

Viendo a esta pequeña es inevitable pensar lo insignificantes que son los problemas de los que nos quejamos en ocasiones. Gracias Ellie por recordarnos la fuerza que posee el ser humano.

Vía | La vanguardia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. 3000 Twitter Followers for $1 16 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *