12 febrero 2016 Psicología

Empatia

Quiero compartir con vosotros un video animado que explica muy claramente la diferencia entre empatía y compasión, pues es importante que los niños conozcan bien la primera y entiendan los beneficios que aporta a las relaciones personales.

Tener empatía es ser capaz de comprender al otro, poniéndose en su lugar; los seres humanos somos empáticos debido a unas neuronas llamadas ‘espejo’, otra cosa es que reconozcamos la cualidad presente en nosotros y la ejerzamos / desarrollemos.

También los niños lo son, y en parte la responsabilidad de que aprendan a reconocer las emociones de las otras personas, es nuestra

Una de las herramientas más poderosas que tenemos los padres (y no siempre hacemos uso de ella) es el ejemplo, ya que los niños nos miran y nos analizan continuamente, incluso cuando no nos damos cuenta. Así, dar ejemplo de empatía, modela su comportamiento.

Empatía versus compasión

En el documento, protagonizado por unos simpáticos animalitos, descubrimos cuatro atributos de la empatía: no emitir juicios, reconocer las emociones ajenas, tener perspectiva (para ver al otro); el cuarto es comunicar nuestra comprensión.

La parte que más me gusta es al final cuando se afirma lo absurdo de ofrecer respuestas basadas en la compasión, pues “una respuesta difícilmente mejorará la situación; pero ésta se ve mejorada por la conexión establecida”.

Finalizo recordando la importancia de reconocer y nombrar las emociones de los niños para que las acepten, mejorando así la construcción de la propia imagen; pero también para incidir en unas relaciones sociales más saludables.

Foto | LifeSupercharger

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *