19 junio 2014 Salud

Enjuagues bucales para los niños

Afortunadamente cada día son más los padres preocupados por la salud dental de sus hijos. Ya desde el nacimiento debemos llevar un cuidado especial con sus encías y primeros dientes, nunca hay que bajar la guardia, y además de llevar una alimentación rica y sana, sin excesos de azúcar, también es importante que llevemos una limpieza constante, no sólo por eliminar residuos alimenticios si no también para crear un hábito.

Pero dentro de la limpieza que le ofrecemos a nuestros niños existen ciertos productos que no son del todo necesarios, al menos así lo cuentan los expertos. Uno de ellos son los enjuagues bucales o colutorios que sólo están indicados en niños que poseen unas características particulares.

El enjuague bucal está indicado para niños que se consideran de alto o muy alto riesgo en padecer caries, gingivitis, enfermedad periodontal o llevan ortodoncia. Precisamente en este último caso, es mucho más fácil que los restos de comida se queden entre los hierros y resulte más complicado el cepillado, por eso el enjuague les puede venir estupendamente.

Otro grupo importante de pacientes de alto riesgo, son los niños discapacitados ya que el uso de medicación durante largos periodos les hace necesitar unos cuidados especiales, que pueden encontrar apoyo en el enjuague. Además, dependiendo de sus habilidades motoras, el cepillado puede resultar insuficiente en una perfecta higiene dental.

Pero aunque el colutorio no es perjudicial, de hecho los componentes químicos que contiene son buenos contra las bacterias, los expertos avisan que no es una sustitución del cepillado, que debe hacerse de forma firme y constante varias veces al día. Además, no podemos utilizarlo en niños que no controlen, todavía, sus habilidades en cuanto al enjuagado sin tragarse el producto, y esto se produce, más o menos, alrededor de los seis años. En aquellos en los que sea aconsejable algún tipo de enjuague bucal, porque estén dentro de los grupos de riesgo, y sean menores, nos podemos ayudar con un bastoncillo para aplicar el producto.

Será siempre tu dentista el que te aconseje el momento y el tipo de colutorio que le viene bien a tu niño, así que mejor no lo utilices sin consultarlo antes.

Vía | El Diario Vasco
Foto | Padres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *