23 marzo 2010 Actualidad, Educación

Estaban en clase y el techo se les vino encima
Ayer, lunes, el techo se desplomó literalmente de un colegio público de Preanton de Granollers, en el Vallès Oriental en Cataluña. La fortuna y los reflejos de la maestra quiso que los 19 niños de cinco años que conformaban la clase se salvaran.

Y es que en el momento en el que el techo empezó a crujir, esta mujer ordenó a los niños que se colocarán debajo de los pupitres para protegerse. Segundos después, las placas metálicas del falso techo y la estructura del mismo se caían a plomo en el interior del aula. Sólo uno de los pequeños sufrió un golpe leve en la frente.

Cuando terminó el derrumbe del techo, la maestra organizó a los niños como si de un pequeño ejército infantil se tratara y procedieron a la evacuación de la clase. Según publica la Prensa parece ser que trató de explicarles a los niños que se trataba de un juego para evitar la alarma y conseguir que mantuvieran el orden.

Pese a lo ocurrido, el resto del colegio mantuvo sus clases con el horario habitual. Las únicas clases que permanece cerradas con la afectada, a la espera de que retiren los escombros es la de esos pequeños y la heroína de su maestra; y la contigua de forma preventiva.

Lo cierto es que, cuando menos, resulta un poco raro que el techo se hundiera ya que fue instalado tan sólo hace tres años. Esta escuela está ubicada en un edificio antiguo con techos muy altos por lo que en 2007 se procedió a colocar el falso techo y bajar la altura de los mismos.

La empresa responsable del proyecto en el colegio, GISA, ha hecho público que pondrá a un equipo de técnicos a estudiar el suceso. Por su parte, el Ayuntamiento de la localidad ha abierto una investigación para aclarar el porqué ha ocurrido.

Vía | El País
Foto | Ramón Ferrandis en El País

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *