11 mayo 2014 Actualidad, Opinión

Eurovisión, Conchita Wurst y los niños
Cuando éramos pequeños y la televisión ofrecía solo unos pocos canales, Eurovisión era un gran acontecimiento familiar. Niños y mayores trasnochábamos ese día y hacíamos nuestras porras sobre quien ganaría y quien quedaría en último lugar. Todos sabíamos aquello de “dix points” o Royaume-Uni (léase guayominí) y al lunes siguiente hacíamos gracias y comentábamos las actuaciones.

Hoy día Euovisión sigue contando con numerosos fans, pero ya no es algo mayoritario. Hay familias que mantienen la costumbre de verlo juntos y otras en las que pasa totalmente desapercibido. Aún así, casi todos sabemos que Ruth Lorenzo, nuestra representante, quedó en décimo lugar y que ganó Conchita Wurst. Y en este punto es en el que entran los niños, ¿qué dijeron los vuestros al ver a Conchita?.

Por si hay algún despistado la representante austriaca lucía un bonito vestido de corte sirena y una cuidada barba. Lógicamente llamaba la atención y aunque en casa no vimos el festival, esta mañana si le he puesto a mis hijos el vídeo de España y el de la ganadora. Al peque no le han gustado las actuaciones y ni se ha fijado, pero la mayor, que cree que tenía que haber ganado Ruth, se ha sorprendido mucho de la imagen de Conchita Wurst, y ha preguntado “pero, ¿es una chica con barba? o, ¿es un chico que se ha vestido de mujer y ha olvidado afeitarse?

Le he contestado la verdad, qué no lo se pero que entiendo que si se llama Conchita quiere que la veamos como una mujer y la niña me ha dicho, “bueno, da igual si a ella le gusta, pero alguien tenía que haberle dicho que si se afeitara estaría mucho más guapa, porque con barba está un poco rara”.

Me podía haber ahorrado las explicaciones, como he hecho con Rusia y los abucheos, pero mañana en el cole alguien le hablará de Eurovisión y de Conchita Wurst, y quería por un lado que sepa de que hablan y por otro, escuchar su opinión sin influencias externas. Y aunque no ha sido necesario (de lo que estoy muy contenta), podría haber hablado con mi hija de gustos, opciones, variedad y respeto.

Sobra decir que es solo nuestra forma de entender esta parte de la educación, hay quien prefirió que los niños no lo vieran para evitar las preguntas, quien las ignoró, quien dió respuestas mucho más concretas y aprovechó para hablar de reivindicación o, quien respondió que Conchita iba disfrazada. Por supuesto también quien lo criticó sin plantearse que había niños delante. Cada uno elige como y cuando hablar con sus hijos, e incluso si hacerlo o no. ¿En tu casa qué habéis hecho? Porque lo raro de verdad sería que un niño no comentara absolutamente nada del look de la austriaca, ¿no crees?

Vía | Telelocura

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Fercatodic

    Pues en casa más o menos igual, lo único que nos llamó la atención fue el contraste entre mujer y barba, sin más. Mi hijo de 8 años vió la barba como algo gracioso, sin que le sorprendiera que fuera un hombre que se siente mujer, que es lo que le dijimos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *