13 julio 2017 Alimentación

Cambiar las golosinas más sanas

A la hora de planificar una fiesta infantil son muchos los aspectos que se tienen que tener en cuenta, entre ellos encontramos el tipo de alimentos que se servirán. Es importante que intentemos en pesar en la cantidad de calorías que estamos sirviendo, las patatas fritas, snacks y hot dogs pueden tener más grasas y calorías que las adecuadas para los pequeños.

Estadísticamente se sabe que cuando un niño acude a un cumpleaños infantil llega a ingerir 4700 calorías, aunque parezca una cifra exagerada…. es un 174 por ciento más de los recomendado para un día. Si un niño llega a tener más de una fiesta al niño se estará sumando un requerimiento calórico extra de 7 días de alimentación, o sea, el niño se alimentó como si el mes tuviera 37 días.

Uno de los problemas más graves es que los adultos naturalizamos ese tipo de alimentos en las fiestas, sin pensar en las consecuencias. Estamos acostumbrando a nuestros niños a que lo principal de estas fiestas será comer y no divertirse.

Se sabe que cuando un niño acude a un cumpleaños infantil llega a ingerir 4700 calorías.

Tips para manejar el exceso de calorías en los eventos

Es hora que los adultos cambiemos de actitud frente a este tema, la obesidad infantil puede generar otras enfermedades como la hipertensión, alteraciones en el sueño, mala salud dental, diabetes, etc, sin mencionar los problemas de autoestima y personalidad.

Muchas de las golosinas que se sirven tienen un alto contenido de grasas, sales e hidratos de carbono, colorantes y saborizantes.

Una buena medida, novedosa y divertida será la de proponer un menú saludable para los cumpleaños. Por ejemplo, agregar alimentos light, zumos naturales, sandwichs de queso y tomate, salchichas de un tamaño pequeño sin pan, galletas sin azúcar, brochettes de frutas, licuados.

Se pueden servir los alimentos en determinado momento del festejo y no durante todo el mismo, se podrá hacer al comienzo del festejo, cuando los niños llegan con hambre y dedicar el resto a juegos y actividades divertidas y acordes a su edad. La comida debería dejar el factor principal de la reunión, lo más importante tendría que ser la animación, diversión y distensión.

Si prefieres seguir ofreciendo el típico menú para festejos una buena medida, para evitar el exceso de calorías, es servirle a cada niño una plato individual con una porción mediana de cada alimento. Recordemos que los snacks tienen la propiedad de generar ganas de continuar consumiendo lo que se tiene cerca, son ideales para abrir un apetito voraz.

Vía | Clarin
Foto | Pixabay – Brunamereu

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *