20 agosto 2013 Actualidad

Refrescos y agresividad en niños
Agresividad, déficit de atención e, incluso, retraimiento, son algunas de las consecuencias que acarrea el excesivo consumo de refrescos en los niños. Y esto ha sido descubierto en el país donde más refrescos se consumen entre sus habitantes: Estados Unidos.

Ha sido la Universidad de Columbia la que ha alertado sobre este cambio en los comportamientos infantiles, buscando la clave que desentrañara este “misterio”. Lo que no se imaginaban es que se iban a encontrar con que es totalmente habitual que los niños, por muy pequeños que sean, ya consumen bebidas refrescantes de forma habitual. No en vano, más del 43 por ciento de los estudiados beben un refresco al día y el 4 por ciento más de cuatro refrescos diariamente.

Según la autora de este informe, ya se habían detectado algunos cambios de comportamiento, actitudes y personalidad en adolescentes, pero hasta ahora no se habían estudiado a los más pequeños. De este modo han recopilado datos de más de tres mil niños de 5 años, comprobando que aquellos que bebían 4 o más refrescos por día, eran mucho más proclives a meterse en peleas, destruir cosas que pertenecen a otros o atacar físicamente, y sin ningún motivo, a sus semejantes.

También se llegó a verificar como las sustancias que contienen estos refrescos consiguen crear una adicción tal que, en cuanto se les retira la dosis acostumbrada, los niños entran en un estado de ansiedad, perdiendo la atención, llegando a un retraimiento total, algo que se asocia con el síndrome de abstinencia.

Vía | Te interesa
Foto | Contenido

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *