14 agosto 2012 Educación

Una medida polemica

La Federació d’Associacions de Pares i Mares d’Alumnes de Catalunya (FAPAC) se ha anunciado en contra de que los padres tengan la posibilidad reacceder a los datos de otras familias, recientemente se ha creado un protocolo por el cual se busca regular el procedimiento que se sigue ante las sospechas de fraude dentro de la matriculación escolar.

La asociación se ha mostrado en contra ante el nuevo protocolo, una norma que ha creado la Conselleria de Ensenyament de la Generalitat, mediante el cual las familias pueden acceder a los datos de otras familias en el mismo proceso de preinscripción escolar evitando los posibles casos de fraude.

Alex Castillo, presidente de la FAPAC, asegura que mediante esta normativa todos se vuelven sospechosos, pareciera ser un juego de espías, además: “a pesar que en ocasiones se ha demostrado el fraude, la administración nunca ha sancionado“.

En la vereda de enfrente se encuentra la ATPE, Asociación por la Transparencia en la Preinscripción Escolar, esta totalmente a favor de la medida: “los tramposos deben saber que existen medios para denunciarlos” agregando que “La Administración debe fomentar todas las herramientas de prevención posibles para evitar que quienes incumplen normas se salgan con la suya“.

A partir del mes de septiembre las familias que crean que otras familias realizaron trampas para la preinscripción tendrán la posibilidad de pedir los datos al propio colegio, entonces, el centro deberá brindarle nombre, apellido y la dirección del alumno involucrado, además se aseguró que ciertos datos como el nivel de renta familiar o las discapacidades no se darán a conocer.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr – Beforget

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *