4 febrero 2012 Entretenimiento, Otros

Experimentos caseros para aprender

Para estos días de frio siempre os recomendamos alguna receta o manualidad en la que puedan participar los niños y poderlos tener un ratito entretenidos en casa. He pensado que también podemos entretenerlos haciendo algún experimento sencillo que además de sorprenderles pueda enseñarles algo sobre la física o la ciencia. Mi hijo se quedaba fascinado con la sección de experimentos de el Hormiguero así que espero que estos experimentos caseros también les fascinen durante un momento.

En esta ocasión podemos enseñarles que el aire existe a pesar de no poder verlo. Tan sólo necesitaremos un vaso, un pañuelo de papel y un recipiente más grande que el vaso. El primer paso es rellenar el recipiente de agua hasta conseguir una altura mayor que la del vaso. En el fondo del vaso introducimos el pañuelo doblado o arrugado de manera que al voltear el vaso no se desprenda y caiga.

Ahora el momento clave, volteamos el vaso y lo sumergimos en el agua de manera vertical. Mantenemos la posición así durante unos minutos y sacamos verticalmente el vaso. Los niños podrán observar que el papel sigue completamente seco. Los niños se quedarán sorprendidos y es el momento de explicarles la razón de los sucedido.

El vaso, aunque parezca vacío está lleno de aire que al sumergirlo impide que el agua entre en el vaso y moje el pañuelo. El aire es más ligero que el agua por eso no puede escapar hacia abajo tampoco. También podemos enseñarles lo que ocurre si introducimos el vaso de una manera menos vertical. El agua irá entrando poco a poco en el vaso y el aire irá abandonándolo.

Vía | Jugando con Blutú
Foto | Flickr-Eliazar

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *