19 febrero 2012 Entretenimiento, Opinión, Otros

Podemos utilizar todo tipo de gominolas

Pronto celebraremos en casa la fiesta de cumpleaños de uno de mis pequeños y he estado pensando en preparar alguna decoración especial. En la web de Martha Stewart he encontrado una idea para realizar guirnaldas de chuches que me ha inspirado bastante. Un adorno original con un efecto muy vistoso, aunque seguro que no termina la fiesta sin que pierda sus piezas.

Para hacer estas llamativas guirnaldas tan solo necesitaremos hilo y una aguja, y por supuesto muchas chuches. En la foto que me dio la idea sólo utilizan chuches tipo gominolas o regalices. En el caso de las gominolas podemos pasar el hilo atravesándolas con la aguja. En las regalices no será necesario pincharlas puesto que llevan un agujero en el centro.

Otra guirnalda comestible y muy colorida es la que podemos conseguir con caramelos que van envueltos como los de la foto. Los típicos caramelos de cabalgata. Seguiremos el mismo procedimiento: pasar el hilo por una esquina del envoltorio y listo. ¿Qué os parecería una guirnalda esponjosa?. Para los invitados más pequeños iría genial prepararles una guirnalda con nubes de diferentes formas y tamaños.

Por último, voy a preparar una guirnalda con cucuruchos de nube y oblea. Seguro que los habéis visto en el quiosco. Con estos dulces habrá que tener más cuidado para no romper la parte del cono que es más delicada. He pensado que prepararé una guirnalda de cada manera, con los conos hacia arriba y otros del revés. Es decir, en una de ellas pasaré la aguja por la parte de la simulada bola de helado y en las otras la pasaré por la punta del cono. No sé si sorprenderemos a los niños pero a mi ya se me hace la boca agua.

Foto | Flickr-Edeidin

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *