16 abril 2011 Opinión

Hámster como mascota

Los hámsters suelen ser mascotas que requieren de muchos cuidados. No es fácil de que se adapten a la vida de la familia si ya son adultos cuando son adoptados. Por otro lado no debemos olvidar que se trata de un roedor con hábitos nocturnos, que se caracteriza por ser un gran escapistas y por ser solitario.

A los niños les gusta mucho verlos hacer sus ejercicios en la rueda o ver como construyen un nido donde descansar. La vida de ellos no llega a superar los 18 a 24 meses en condiciones óptimas.

Existen dos tipos de hámsters, un hámster sirio, llamado por muchos como dorados y los hamsters chinos que son mucho menos agresivos y de otro color. No es bueno que compartan sus jaulas con otros hámster ya suenen pelearse por su territorio. Los especialistas aconsejan adoptarlos cuando solo tienen 26 días de nacidos, es necesario que se adapten a la mano que lo alimentará, ya que de no hacerlo, si desconoce a su amo, puede morderlo.

Este roedor suele dormir durante el día y por la noche empiezan a realizar sus ejercicios de manera ágil y vivaz. Si la jaula no está bien cerrada, seguramente aprovecharan la oportunidad para huir. La temperatura de su cuerpo es parecida a la de los seres humanos, cuando hace mucho frío puede entrar en estado de hibernación, teniendo su pulso y respiración casi inapreciables.

Se alimentan de comida seca, ya que ellos las almacenan en sus mejillas, si le da alimentos húmedos pueden obstruirse las mejillas y ahogarse. En su jaula debe haber agua fresca que debe cambiarse todos los días. Para sus deposiciones debe colocarse o viruta o papel periódico.

Es importante vacunarlos contra la rabia una vez por año y también se lo debe desparasitar.

Vía | Animacosta
Foto | Flickr – Tiggerweet

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *