21 enero 2015 Salud

Imagenes 3D y niños

La tecnología avanza a pasos agigantados, por lo tanto no nos resulta extraño que las imágenes que hoy vemos de una manera, a la vuelta del calendario podamos verlas con otra dimensión, dándoles una sensación de cercanía, profundidad y belleza que resulta espectacular. Esto nos sucedió cuando descubrimos que el cine, por ejemplo, se podía disfrutar más allá de la pantalla, creándose entonces la tecnología en 3 Dimensiones.

Esta técnica se ha llevado a otros modos de diversión como, por ejemplo, los videojuegos, juguetes que a los niños les encantan y en el que invierten muchas horas de su tiempo de ocio. Pero ¿has pensado si abusar de estas imágenes puede ser perjudicial para tu hijo? Según un estudio realizado en Estados Unidos, parece que sí.

Desde la Universidad de Berkeley, en California, nos ha llegado un informe en el que alertan de la utilización de imágenes 3D en los niños especialmente menores de 6 años. Según las conclusiones obtenidas, la visualización prolongada de estas imágenes puede provocar molestias visuales, dolores de cabeza y fatiga. Esto es debido a que nuestra visión debe ir ajustándose constantemente a esta nueva visión para crear el efecto necesario, algo que resulta mucho más complicado en los niños ya que su sistema visual se está desarrollando.

Si en los adultos, o en los niños más mayorcitos, este cambio de visión y adaptación para disfrutar perfectamente de las imágenes 3D causa distintos trastornos como fatiga ocular o dolores de cabeza, en los pequeños todavía resulta más severo debido a esa inmadurez en su visión, pudiendo ocasionar, incluso, problemas en sus ojos.

No en vano las recomendaciones de distintos organismos relacionados con la salud visual, recomiendan no utilizar esta tecnología con los menores de 6 años y restringirla en los niños de hasta los 13 años. Además, es necesario tomar ciertas medidas como descansos cada cierto tiempo, regular las pantallas de la televisión o la consola y colocarse a una distancia mayor para minimizar el efecto.

Vía | Infosalus
Foto | Imo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *