1 enero 2012 Actualidad, Educación

La diferencia de meses entre niños puede notarse mucho en su desarrollo

Los niños que nazcan antes de las campanadas al igual que los que lo han hecho durante el primer trimestre del año, empezarán el colegio el mismo año. Si eres madre habrás notado que la diferencia de meses entre niños por escasa que sea se nota en su desarrollo. Sólo hay que pensar en los bebés que de un mes a otro empiezan a andar o a decir sus primeras palabras. Siempre hay que pensar que cada niño es un mundo y que cada uno se desarrolla a su ritmo.

Sin embargo, el sistema educativo español se rige por la edad cronológica por lo que el niño nacido en el mes de diciembre compartirá aula con el que nació en el mes de enero. Muchos son los especialistas que opinan que esto debería cambiar y copiar el sistema de otros países como el de Suecia o Austria. En estos países sólo empiezan el curso los que ya han cumplido la edad (seis años para primero de primaria) y así queda cada generación partida en dos.

Según Germán Caballero, profesor de primaria, en niños de infantil se suele notar bastante la diferencia en lo intelectual y lo físico. El profesor añade que ese no es el único condicionante puesto que su entorno y la clase social también puede influenciar el desarrollo y la capacidad de los pequeños. Otro profesor, Jorge Plaza, opina que actualmente las diferencias son menos notorias gracias a que como la mayoría de las madres trabajan, los niños han pasado por la guardería y están más estimulados. Aún así, el profesor tiene que matizar que los niños de finales de año suelen tener menos picardía y prestan menos atención.

Esta teoría también cuenta con detractores que opinan que la división de aulas por edad es tan sólo una forma de diferenciarse de los colegios privados para darse publicidad. En algunos jardines de infancia ya separan a los niños según el mes de nacimiento como es el caso de la escuela infantil donde llevo a mi pequeña. Mi opinión es que no cuesta tanto coger a los niños y separar las aulas aunque sea teniendo en cuenta el semestre de nacimiento. Mi experiencia me ha demostrado que las diferencias son considerables. Aunque poco a poco los niños se van equiparando, estas diferencias pueden causar angustia a los pequeños y a sus padres. Como dije anteriormente este no es el único condicionante del desarrollo del niño y por supuesto no hay que olvidar que cada pequeño evoluciona de una manera diferente.

Vía | El País
Foto | Flickr-Woodleywonderworks

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. 400 Social Signals 17 octubre 2015
  2. posicionamiento web valencia 23 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *