15 octubre 2012 Actualidad, Entretenimiento

Unos murciélagos tenebrosos indicarán la hora y el lugar de la fiesta

Es un hecho que cada vez más la fiesta de Halloween se arraiga con fuerza en nuestro país. Sobre todo entre los niños que adoran disfrazarse a la mínima de cambio y además es una excusa perfecta para recoger chucherías y pasar un buen rato entre sustos y risas con familiares y amigos. Es posible que incluso este año les des el gusto de dar la mejor fiesta de Halloween con sus compañeros de juegos para lo cual además de diferentes preparativos y un terrorífico menú necesitaremos invitaciones temáticas.

Las invitaciones de las que voy a hablaros son muy sencillas y además tienen el encanto de que se pueden personalizar con la foto del anfitrión. Se trata de invitaciones con forma de murciélago. Así conseguiremos que los niños se entretengan fabricando sus propias tarjetas para después asombrar a sus amigos.

Para realizarlas necesitaremos cartulina negra, un lápiz, cartulina morada, tijeras, pegamento, rotulador negro y una foto tamaño carnet del niño. El primer paso es dibujar con el lápiz la silueta de un murciélago (podemos utilizar alguna plantilla sacada de internet). Seguidamente recortamos la silueta y la foto del niño para obtener solo el contorno de su cara. Pegamos la foto en la cabeza del murciélago.

El segundo paso es recortar la cartulina morada en forma de óvalo ya que será la barriga de nuestro murciélago. Aquí es donde escribiremos el nombre del invitado, el lugar de la fiesta y la hora. Con estos pasos ya tenemos nuestras propias tarjetas. Para darle más interés podemos entregar las invitaciones con las alas del murciélago plegadas. Si queremos que nuestros invitados se rían un poco podemos pegar la foto de ellos en lugar de la del niño, en el caso de que tengamos una foto de cada asistente.

Vía | Sapos y Princesas

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *