7 noviembre 2011 Opinión, Otros

Un truco de nuestras abuelas que funciona a la perfección

Si tienes hijos seguro que más de una vez habrás tenido que lidiar con manchas difíciles. Más de una vez he sacado la ropa de la lavadora y las manchas han continuado ahí. Sí, la escena del anuncio de detergente es como la vida misma. Es inevitable que tus hijos se manchen de rotulador, aceite, barro, hierba o chocolate. Al principio de ser madre, cuando a la tercera lavada no conseguía que se fuesen las manchas, optaba por retirar la prenda para el uso en casa. Un desperdicio de dinero y de tiempo.

En la última ocasión que me ocurrió fue en las vacaciones de verano. Coincidió que estábamos de visita en casa de los abuelos de mi marido. El niño se ensució de tierra una camisa blanca y aunque la lavé veinte veces y cada vez con un producto diferente, no conseguí sacar las manchas. La abuela de mi marido insistió en lavarla ella y la dejó blanquísima. Me dijo que la había lavado con jabón hecho a la antigua usanza, con aceite usado. La buena mujer me dió un trozo para que me lo llevase a casa. Desde ese día, os aseguro que puedo con todas las manchas.

En este post voy a contaros la manera de fabricar este jabón milagroso según la receta de la abuela. Para hacer un poco de prueba necesitaremos un recipiente de cristal o de metal, una cuchara de madera, 500mililitros de agua, 500 mililitros de aceite usado en la cocina, 84gramos de sosa y un molde para dejar que se enfríe. La sosa puedes encontrarla en las droguerías y para el molde puedes usar una caja de cartón o madera. Recuerda que la sosa es altamente corrosiva por lo que cuando la manipules debes hacerlo con cuidado. Sería recomendable el uso de guantes y mascarilla.

El primer paso es mezclar la sosa con el agua con mucho cuidado. Después, tienes que ir echando el aceite lentamente mientras vas removiendo la mezcla. Se tiene que remover durante más o menos una hora. Sabrás que está en su punto cuando la masa esté un poco blanquecina y tenga una consistencia espesa. Por último procederemos a colocar la masa en el molde para que se enfríe. Ten en cuenta que mientras se enfría puede ir desprendiendo líquido por lo que deberás dejar algo debajo.

Con este jabón no tendrás miedo de que tus hijos lleguen embadurnados hasta arriba. Puedes utilizarlo restregando directamente sobre la mancha o poniéndolo en la lavadora a escamas (con un rayador). También debes saber que si insistes mucho en una zona de color puede que pierda un poco de tono.

Foto | Flickr-Moonlightbulb

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. 100 SoundCloud Folowers 17 octubre 2015
  2. El uso del jabón antibacterial en niños 27 junio 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *