10 abril 2017 Lecturas Infantiles

El rey del cielo

Son muchos los niños que se encuentran, cada día, con pequeños, o grandes, problemas que no siempre saben gestionar del mejor modo. Aunque no lo estén sufriendo en sus propias carnes, nuestro alrededor es cambiante y son muchos los pequeños que se enfrentan a distintos dilemas que la misma sociedad nos ofrece. Aunque nuestra obligación es explicárselo del mejor modo posible, no siempre encontramos las palabras adecuadas o los ejemplos más sencillos para que lo puedan entender. Afortunadamente, para eso, además de para divertirse, existe la literatura infantil.

A través de los cuentos, las fábulas o las leyendas, vamos a encontrar una herramienta eficaz para que nuestros peques sepan gestionar algunas de esas novedades con las que nos vamos a encontrar a lo largo de nuestra vida. Este es el caso de “El rey del cielo”, una preciosa historia que nos habla sobre la inmigración.

El tema de la inmigración tratado de una forma muy tierna y sutil
En “El rey del cielo” vamos a conocer a un niños que tiene que inmigrar. Abandonar su tierra, sus amigos y todo aquello que le es conocido, no parece ser una tarea fácil. Es así como, en este nuevo país, se siente perdido y triste, añorando todo aquello que ha dejado atrás: los olores, los colores y los sabores de su casa. Aquí se encuentra aislado, no conoce a nadie, y no tiene nadie con quien hablar. Hasta que un día pasará algo mágico. Conocerá a un anciano cuya mayor afición es entrenar palomas. A partir de ese momento, el universo del niño cambiará, consiguiendo crear una unión muy especial con este anciano que le llevará a conocer todo un mundo de emociones.

“El rey del cielo” es un precioso libro que toca un tema tan espinoso, pero tan eterno, como la inmigración y de cómo nos podemos sentir desubicados cuando tenemos que dejar atrás nuestra tierra. Ha sido creado por la escritora británica Nicola Davies. Las bonitas ilustraciones son de la estadounidense, aunque afincada en Londres, Laura Carlin.

Página Oficial | Editorial Milrazones

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *