11 abril 2015 Alimentación, Lecturas Infantiles

libros cocina infantil 2

En los últimos tiempos son muchos los niños que se han aficionado al mundo de la cocina gracias a los concursos y espacios televisivos dedicados a ello. Lo cierto es que la alimentación es una de esas grandes asignaturas pendientes que todos tenemos por resolver.

Todos sabemos lo importante que es una buena alimentación, en especial para los niños que están en proceso de crecimiento, pero también resulta ser la época más vulnerable para que conozcan todo tipo de nutrientes, los acepten y se aficionen a tomarlos con total naturalidad. Ayudarles a conocerlos y a jugar con ellos, es también tarea nuestra. Así que quizás estos libros, dedicados a los niños en la cocina, te puedan ayudar.

  • La cocina de los cuentos de hadas. Se trata de un libro de recetas totalmente diferente al resto ya que utiliza la fantasía para ofrecernos recetas muy especiales. Pastas de té del Sombrerero Loco, Besos del Príncipe Encantador o Pastel de Pescado del Capitán Garfio, son algunas de ellas.
  • La cocina de Sam y su familia. No es un libro de recetas al uso, de momento el estilo es de cómic y nos va llevando a través de un personaje y su allegados que nos explicarán recetas tan divertidas como el pollo estilo Kentucky o el tradicional ratatouille. Especial para aquellos que sueñan con convertirse en auténticos chefs.
  • ¡Hoy cocino yo!. A través de 101 divertidas recetas, los niños de entre 4 y 14 años, van aprender de manos de una de las grandes cocineras españolas: María Angustias Torres, que les enseñará que la cocina puede ser un maravilloso campo de juegos.
  • Niños ¡a la cocina! Nos ofrece más de 80 recetas dulces para que los peques dejen volar su imaginación a través de los colores, sabores y texturas. Además le acompañan chistes, adivinanzas y cuentos.
  • ¡Delicioso! Un divertido libro con 100 recetas de lo más originales y sencillas. Contiene fotos de los platos, dibujos y las páginas están plastificadas, para que resulten de lo más prácticas, además están unidas con un gusanillo por lo que las podemos poner en forma de caballete para que sea más cómodo.

Foto | Iglesia Adventista de Castelar

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *